La asociación Pedalibre informa de que ha presentado cuarenta alegaciones a la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid, con el objetivo de corregir medidas lesivas contra la bicicleta y que desicentivarán su uso urbano, como la prohibición de aparcar bicis en la mayor parte de la ciudad, la prohibición de circular por túneles, y la obligatoriedad del uso del casco para nuevos colectivos.

La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid, en sesión celebrada el 27 de mayo de 2021, acordó aprobar el proyecto inicial de ordenanza por la que se modifica la Ordenanza de Movilidad Sostenible de 5 de octubre de 2018 y marca un plazo de treinta días naturales para presentar cuantas alegaciones se consideren oportunas.

Una vez examinado el texto, en lo que se refiere a la movilidad ciclista, desde Pedalibre han presentado un documento con alegaciones, que pretenden corregir todos los aspectos lesivos que hay contra la bicicleta.

Algunos de ellos ya fueron públicos y merecieron respuestas contundentes por parte de la organización. Tal es el caso de variar una norma estatal en cuanto a nuevas condiciones en el uso del casco o la prohibición de pasar por túneles.

Otros han pasado algo más desapercibidos, como las restricciones en el aparcamiento o limitar el doble sentido ciclista, los giros, o la circulación por la Avda. de la Ilustración (tramo urbanizado de la M-30).

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario