Marta Cruz Andrés

Este proyecto, creado por los alumnos del máster en asesoría jurídico laboral de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid, ayuda a las personas mayores a sacar la basura para reducir las posibilidades de contagio por COVID-19.

La iniciativa #Yoteayudo es un plan que apoya a las personas mayores o con problemas de movilidad con el fin de sacar la basura por ellos. Son catorce alumnos del máster en asesoría jurídico laboral de la URJC y la profesora de la asignatura de «Emprendimiento» del mismo máster, Begoña García, quienes configuran el equipo que gestiona #Yoteayudo.

Begoña asegura que son ya más de doscientos cuarenta los voluntarios que se unen a este programa. Afirma que «cada voluntario recoge las bolsas de basura de su comunidad y lo lleva al punto de recogida más cercano. Así se evita que las personas tengan que salir de sus casas. Además, cada voluntario puede crear y controlar su propia red de ayuda». Aunque reconoce que la idea beneficia especialmente a las personas mayores, también beneficia a los ciudadanos que pertenezcan a los grupos de riesgo y a los que tengan problemas de movilidad y autonomía.

Gestos que cambian el confinamiento

Un ejemplo es el de Dolores y Andrés, madre e hijo, quienes tienen dificultad para moverse y no pueden salir de casa, de hecho, Begoña aclara que «antes de que uno de los voluntarios empezase a sacar su basura, tenían toda la terraza llena de bolsas con los deshechos. Además, son gente muy agradecida». Desde que se ideó la iniciativa hasta que el proyecto se puso en completo funcionamiento pasaron «tan solo cuarenta y ocho horas». Begoña añade que las personas les agradecen que hayan pensado en algo que la gente no se le hubiese ocurrido.

Otro caso que muestra la necesidad de este tipo de proyectos es el de Pepa, una anciana que vive en Madrid y tiene a su familia fuera de la capital. Begoña apunta que «fue la propia hija de Pepa, que vive en Cádiz, quien se puso en contacto con nosotros. Su madre no podía sacar la basura por sí sola y la hija agradeció a #Yoteayudo el hecho de que alguien se acordase de las personas mayores como su madre».

Así, el plan recoge anécdotas «muy curiosas». Begoña recuerda a una mujer de setenta y cinco años que no sólo agradeció el gesto, sino que además se ofrecía como voluntaria. Pero, «lógicamente, por muy bien que se encontrase ella, tuvimos que darle las gracias y rechazar su ayuda, porque pertenece al grupo de riesgo, y el fin del proyecto es precisamente evitar que gente como ella se contagie».

¿Cómo ser parte de #Yoteayudo?

Para darse a conocer comparten su información de contacto en sus perfiles de Twitter y Facebook. Además, algunos de los voluntarios reparten un comunicado por los buzones de sus comunidades y así dan a conocer el proyecto entre más gente. Pero para apuntarse como voluntario, la forma más rápida es mandar un correo a su dirección de e-mail: [email protected]

Así pues, este proyecto, que se inició gracias a la profesora Begoña García y los alumnos del máster, tiene el pleno respaldo de la Universidad Rey Juan Carlos y el agradecimiento expreso del Rectorado. Además, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

1 COMENTARIO

Deja un comentario