La app Te Ayudo conecta a personas que necesitan asistencia con embajadores, tanto negocios como voluntarios, como es el caso de David Wu XU. Éstos ofrecen su tiempo y medios para realizar los recados de las personas más cercanas a ellos.

Uno de los voluntarios de Te Ayudo, o embajadores como así se denominan, es David Wu Xu. Él vive en Barcelona y durante este confinamiento ha descubierto que es un fanático de la comida casera. Pero también, que puede ayudar con la plataforma a gente que está cerca. «Descubrí la aplicación por Instagram, por los hashtag, porque estaba buscando temas del coronavirus y demás curiosidades» dice David.

Asegura que le pareció interesante la plataforma y decidió colaborar. David recuerda que cuando se unió el 9 de abril de 2020 «éramos pocos». Pero a mediados de esta semana ya habían conseguido un total de 238 embajadores que hacen un total de 5 000 usuarios de la plataforma. Éstos están distribuidos por toda España, como así asegura Jorge Lana, uno de los fundadores de Te Ayudo.

Post de Te Ayudo en Instagram
Post de Te Ayudo en Instagram

Esta app funciona mediante el registro del código postal, lo cual identifica al embajador con las zonas donde puede ayudar. El objetivo es la cercanía. Jorge Lana afirma que esta iniciativa surgió cuando el equipo fundador observó los carteles de los vecinos en las puertas ofreciendo su ayuda a las personas del bloque.

Sin embargo, debido al confinamiento, no todo el mundo podría ver los avisos, por lo que esta aplicación «intenta ponerle solución a este mundo offline y de aislamiento»; es decir, «la aplicación busca canalizar toda la ola de solidaridad de las personas en este momento». De hecho, añade que «no hay ninguna institución detrás. Esto es de la gente para la gente».

David Wu Xu en su casa

David aclara que «la gente tampoco pide mucho», màs bien «son recados rápidos y no la compra de la semana». Asegura también que la app es «muy ágil» y que «con unos cuatro mensajes ya sabes qué tienes que hacer». Según él, el sistema «funciona como un foro. Si alguien necesita algo, lo escribe y en seguida nos organizamos y vemos a quién le queda más cerca hacer el recado».

María necesitaba ayuda

Una de las ocasiones en la que David hizo un encargo fue para una anciana llamada María. La hija de ésta pidió ayuda por la app, ya que ella, además de vivir a varios kilómetros de su madre, tampoco quería ir de forma muy asidua, puesto que no sabía si podía ser una enferma asintomática y, por lo tanto, contagiar a su madre.

Así que la hija acudió a Te Ayudo. David se ofreció como embajador, puesto que la anciana vivía muy cerca de él. Así que fue a la frutería del barrio, recogió el pedido que ya estaba pagado para María y se lo llevó a casa. Además, este joven es un aficionado a la cocina y todos los días comparte las recetas en su perfil. Pero asegura que, al vivir en un piso con poca gente, a veces regala lo que ha cocinado a las personas a las que ayuda. En el caso de María, ella se llevó una porción de bizcocho casero. David recuerda que «las personas son muy agradecidas y más con lo que está pasando».

Brownie casero hecho por David
Brownie casero hecho por David

Por otro lado, desde Te Ayudo aseguran que, no sólo conecta personas, también «proporciona información útil sobre los comercios de cada comunidad o barrio y ofrece la posibilidad a los comerciantes de llegar a los vecinos». Por lo tanto, los negocios, además de ser embajadores, al mismo tiempo pueden anunciar ofertas temporales que, de otro modo, no podrían dar a conocer en pleno confinamiento.

En este sentido, el estudio de diseño Mendesaltaren y el equipo de desarrollo Atlabs.Tech aportan su trabajo gratuitamente. Pero la parte de desarrollo, que es la más cara, se sostiene con los cinco mil euros recogidos en un crowdfunding y las aportaciones y colaboración de varios emprendedores: Pau Sabria, de Olapic; Yasmine Fage, de Goggo Network y exalumno del Centro de estudios McKinsey y a Diego Reija del último centro; Sergio Álvarez Leiva de Carto; e Iñaki Arrola, de Coches.com, además del Grupo LAR.

Intento aprender siempre de lo que leo, veo y escucho. Prestar atención a los problemas de las personas y contarlo de la mejor forma posible es mi objetivo como profesional. Mi otra pasión es el cine.

Deja un comentario