Andrea Blandín

En la fase 0 de la desescalada, uno de los comercios que pueden volver a abrir su actividad son las peluquerías y barberías, pero a la vez los centros comerciales deben mantenerse cerrados. Una paradoja que ocasiona un grave trastorno para Concha que sigue sin poder abrir su barbería, a pesar de haber tomado todas las medidas necesarias, porque está situada dentro de uno de estos centros.

«Si para el supermercado y la farmacia del centro comercial se pueden formar colas enormes de gente esperando, por qué yo no puedo abrir mi negocio, que ni siquiera hay esperas», dice indignada, por lo que ella considera una falta de preocupación del Gobierno hacia la situación de los locales en sus circunstancias.

Concha quiere denunciar el «proceso errático de nuestros líderes políticos», y el problema que este supone «tanto para las personas que buscan un servicio y no lo consiguen, como para los trabajadores del sector».

Historia de una barbera

Concha y su hijo Gabriel, en La Barbería

Concha, con casi cuarenta años de experiencia en el mundo de las peluquerías y barberías, tiene desde hace diecisiete un negocio a su cargo, La Barbería, en el Centro Comercial Santa Mónica, en Rivas-Vaciamadrid (Madrid), donde trabajan ella y su hijo Gabriel.

El pasado martes 28 de abril de 2020, cuando Pedro Sánchez anunció que las peluquerías iban a poder abrir en la siguiente semana, «recibí un aluvión de mensajes de clientes preguntándome para poder venir al local». Explica que ella creía que no podía hacerlo, al estar en un centro comercial cerrado, pero por si acaso hizo una lista organizando las citas.

El lunes reanudó su actividad tras «habernos asesorado hasta el último momento». Cuenta que el mismo domingo hablando con su gestor a las once de la noche decidieron que sí que abrirían, ya que no estaba clara su situación en el discurso del Gobierno, así que a última hora les confirmó las citas a sus clientes, informándoles de las nuevas medidas que iba a tomar.

Con la nueva organización empezó a atender a los clientes; pero a medio día se presentó la Policía Local para cerrarle el local, informándola de que no podía estar abierta. Y este es el problema, que ella, como otros compañeros del sector, no pueden abrir sus negocios ya que están en centros comerciales.

La Policía Local de Rivas ha confirmado a Aquí Madrid que ninguna peluquería que esté dentro de un centro comercial techado tiene licencia para abrir, excepto que el local tenga acceso directo a la calle.

Gabriel cortándole el pelo a un cliente en La Barbería

Malentendido

Para Concha, las excepciones son una «laguna en el discurso del Gobierno, que lo único que consigue es perjudicarnos a los propietarios», que están en esa situación. Además, cree que si les dejasen abrir «tendrían un sector más contento, y un problema menos».

Concha asegura que ha tomado todas las medidas necesarias para prevenir el contagio: «el supermercado y la farmacia tienen colas larguísimas, y yo a mis clientes les he dicho que vengan justo a la hora, no con antelación, para evitar que estén un tiempo innecesario; ya no hay sala de espera en el local, esperan fuera; estamos con guantes y mascarillas como corresponde, etcétera».

Ella quiere dar a conocer que si están cumpliendo todas las medidas posibles para prevenir el contagio. «No es justo que yo no pueda abrir por estar dentro de un centro comercial, que encima en mi caso, es pequeño y ya hay otros locales abiertos».

Lo importante para esta barbera es que esta norma le impide reactivar su economía por su ubicación y quiere que se sepa que en estos casos la peluquería no está llegando a todos sus clientes porque «no nos dejan», y no porque hayan cerrado o haya un ERTE.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

2 COMENTARIOS

  1. Buenos tardes
    Porque no dejan abrir las peluquerías que están en centros comerciales , si funcionamos con cita previa lo que no se puede hacer es abrir un sector y no dejar abrir a [email protected] ya que mis clientas están desesperadas se pueden ir a otra peluqueria que esté abierta y cuando yo pueda abrir voy a tener que cerrar ya que toda mi clientela o la mayoría va a estar atendida. No me parece justo que otros sectores si puedan abrir en centros comerciales como farmacias , papelerías etc que ni siquiera atienden con cita previa la gente hace cola en todo el centro ,nos van a hundir y obligar a cerrar gracias de verdad creo q no se puede hacer peor así abrir el lunes 11 de mayo bares y más gente en la calle , pero mientras gente como yo con una pequeña peluqueria en un centro comercial pequeño me muera de hambre

  2. Buen trabajo periodístico, que con mucha sensibilidad has sacado a la luz el devenir de muchísimos autónomos de EspaÑa 🇪🇸…

Deja un comentario