La sanidad privada en Madrid solo acoge una mínima parte de pacientes Covid-19

CC.OO. reitera a la Comunidad de Madrid su petición de que disponga ya de los hospitales privados, que tienen disponibles seis mil camas, antes que enviarlos a los hoteles

0
85
Hospital Infanta Sofía de S.S.Reyes
Hospital Infanta Sofía de S.S.Reyes

La Federación de Sanidad de CC.OO. ha instado al Gobierno de la Comunidad de Madrid a disponer de todos los recursos de los hospitales privados en la región y a habilitar las áreas sin abrir en los públicos, al conocer el dato de que en los hospitales privados solo había 102 ingresados por coronavirus en la noche del 16 de marzo de 2020.

CC.OO. señala que el retraso en tomar decisiones, ampliar contratos a tiempo parcial, habilitar los espacios y camas cerradas en los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid y disponer la llegada de pacientes a los hospitales privados, está generando un mayor caos, que será «insoportable» e «insostenible» en los próximos días.

Según el sindicato, «el personal está extenuado, desorientado, no tiene equipos de protección suficientes, la información para actuar o en caso de contagio está descentralizada, y no en todos los centros son capaces, desde las direcciones, de canalizar adecuadamente las medidas adecuadas y de cubrir las necesidades de equipamiento sanitario y de protección».

Por ello, considera que hay que actuar con celeridad: «abrir los hospitales privados y derivar pacientes a sus UCI y a sus plantas de observación, hay que parar las intervenciones quirúrgicas que no sean estrictamente necesarias, hay que instalar respiradores, colocar camas en zonas cerradas de hospitales públicos, y hay que duplicar camas en las habitaciones».

CC.OO. indica que estas peticiones y consideraciones se hicieron desde el sindicato en varias ocasiones antes de comenzar el pico de contagios.

El secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras de Sanidad, Mariano Martín-Maestro, reclamó en su momento estas y otras medidas en las reuniones celebradas al iniciarse el brote, y advierte de que «No puede ser que desde el 3 de marzo de 2020, y tras varias reuniones con la Consejería de Sanidad y con la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, aún no se hayan preparado las UCI, ni se hayan habilitado todas las camas y espacios cerrados en los hospitales públicos, ni se estén dirigiendo los pacientes a los hospitales privados para repartir la carga asistencial y la falta de medios”.

Hospital La Luz del Grupo Quirón Salud

El laberinto de la sanidad privada

Según la información analizada por el sindicato, la sanidad privada dispone de camas y profesionales que no se están destinando a combatir la pandemia por falta de decisión política. Las plantillas de centros privados y de muchos hospitales públicos concertados no se están habilitando para aliviar la carga asistencial de los hospitales públicos. Hay centros privados que tienen UCI con equipamientos suficientes para afrontar casos graves y están vacías de casos. El Hospital San Francisco de Asís, por ejemplo, tiene una UCI enorme y nueva al que sólo han llegado dos pacientes.

El número de camas disponibles en la sanidad privada madrileña es de seis mil, y los datos de que dispone Comisiones indican que a día de hoy solo están en uso para luchar contra la avalancha de afectados por Covid-19 ciento dos camas, de las cuales solo dieciséis son casos muy graves y ocupan camas de UCI.

Así en el Hospital La Luz hay veinte hospitalizados en planta; 31 en el Hospital Quirón Pozuelo; veintiocho en el Hospital Sur, de los cuales trece están en UCI; en el Ruber de la calle Juan Bravo hay veinte en planta y una en la UCI; en el Hospital San Francisco de Asís dos ingresados en la UCI y en hospitales de gran capacidad como La Milagrosa, Santa Elena, Pardo Aravaca o La Paloma, no hay ningún caso. La mayoría de los centros que están asumiendo pacientes son del Grupo Quirón Salud, el resto no tiene un solo afectado.

Mientras, las camas sin utilizar en hospitales públicos siguen estando concentradas en el Hospital de Fuenlabrada, la Torre cuatro del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes y muchos públicos siguen teniendo camas sin doblar.

Mariano Martín-Maestro asegura que, a pesar de ello, la Consejería se está dedicando a solicitar la medicalización de hoteles: «estamos perdiendo tiempo, esfuerzos y recursos que hay que rentabilizar al máximo ante una catástrofe de estas características. No se puede trabajar como un ejército de Pancho Villa donde cada uno va a lo suyo, hay que coordinar garantizar la asistencia a los enfermos, ordenar los recursos humanos y protegerlos de contagio para que puedan seguir trabajando, repartir la carga asistencial dentro de los hospitales sean públicos o privados y evitar la expansión».

Reforzar equipos de limpieza

El sindicato señala, además, que existe un problema muy grave en los centros sanitarios con la limpieza, ya que no se hace con la frecuencia necesaria requerida en estos momentos de pandemia, debido a la enorme falta de personal tanto en los hospitales en donde son empleados públicos, como el Hospital Gregorio Marañón y en el resto de centros que tienen empresas concesionarias.

Las nuevas contrataciones de personal de limpieza se hacen muy difíciles, porque nadie quiere incorporarse por miedo al contagio, ya que las empresas de limpieza no proporcionan equipos de protección individual a sus profesionales y «tienen que ir mendigando el material allá por dónde van limpiando y otros trabajadores se los proporcionan», según los trabajadores y trabajadoras del sector.

También demanda la liberalización total de las plazas de aparcamiento privadas en todos los hospitales de Madrid, y que las televisiones hospitalarias, que también dependen de empresas privadas, no tengan coste para los pacientes durante la crisis.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario