Los haikus, esa composición poética nacida en Japón, esa miniatura de poesía también cuenta con textos que están relacionados con el más que milenario juego del ajedrez.

El haiku es un poema brevísimo de una sola estrofa de 5-7-5 sílabas, cuya razón de ser es capturar un instante. En origen, estaban muy asociados a la descripción de la naturaleza, pero evolucionaron abriéndose a muchos más temas…

En este sentido uno de ellos es el más que milenario juego del ajedrez. Tal vez el más conocido sea uno de los que escribió el escritor y poeta argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) que también, a su vez, es muy recordado por su poema dedicado al ajedrez.

Borges junto a Sábato con un trasfondo ajedrezado
Borges junto a Sábato con un trasfondo ajedrezado

Después de un viaje a Japón, Borges publicó en su libro ‘La cifra’ (1981) un total de diecisiete haikus, entre ellos uno con una referencia ajedrecística:

Desde aquel día
no he movido las piezas
en el tablero.

El también argentino, aficionado al ajedrez y literatura, Néstor Quadri escribió una serie de cinco haikus sobre el juego del que podemos citar:

Ajedrez vive
las grandes aventuras
de nuestra mente.

En el tablero
suena una melodía
y es la partida.

Es nuestra vida
un ajedrez que juega
con el destino
.

Otros autores latinoamericanos como el poeta mexicano e instructor de ajedrez para niños Fernando Emilio Saavedra Palma, también escribe haikus.

…ajedrez del cielo…
¡Ajedrez pensamiento!
…el jaque mate…

…lo infinito…
¡Ajedrez ganar-perder!
…la humanidad…
En época más reciente hay trabajos como el titulado ‘Haiku mate’ con el subtítulo ‘Jugando al ajedrez sobre los hombros de gigantes’, (ediciones de Demiurgo, Montevideo 2020) de Miguel Alvero y Leonardo de León, que cita:

Este ajedrez
se acerca lentamente
al haiku mate.

Del mismo modo el argentino Carlos Spinedi escribe:

Noche lunar.
Un ajedrez de sombras
en la terraza.

En cuanto a España, hay una referencia en gallego de la escritora Helena Villar Janeiro, de 82 años, quien refleja en su original:

Noite e xasmín | Noche y jazmín:
no xadrez dos amantes | en el ajedrez de los amantes
móvese a lúa | se mueve la luna.

Pero sin duda hasta la fecha el autor que más ha profundizado en esta unión es Francisco Delgado-Iribarren, quien también ha dedicado un poemario monográfico al Ajedrez e incluso un soneto al conocido personaje mediático Rey Enigma.

Se pueden recoger tres que aparecen en su poemario El cazador de haikus (ediciones Rilke, 2022, con prólogo de Luis Alberto de Cuenca). Actualmente elabora su próximo trabajo, El pescador de haikus.

Piezas entrando
al tablero del mundo.
Piezas saliendo.

¿Adónde vas,
peón acelerado?
El rey ha muerto
.

La noche es negra.
Un corazón pospone
el jaque mate
.

En catalán, el escritor Jesús M. Tibau dejó el haiku:

Escac sens accés | ajedrez sin acceso
ruta amb trau aürt furtat | ruta con ojal hurtado
escac i mat cec | jaque y mate ciego
.

En el mundo anglosajón hay que destacar Australia donde varios ajedrecistas se animaron a escribir haikus con el tema ajedrecístico.

Así, el joven gran maestro Justin Tan, de veinticinco años, quien incluso ha publicado un libro, escribe:

Campo de batalla a cuadros;
Dulce victoria o desesperación,
¡Con un movimiento mortal!

El escritor, entrenador y gran maestro australiano, hoy retirado de la competición, Max Illingworth, refleja:

El ajedrez es una gran esposa:
Ella me alimenta mañana y noche
Luego corta como un cuchillo
.

Del mismo modo, su compatriota Andrew Fitzpatrick cuenta:

Mentes maestras en el trabajo
Nada es solo blanco y negro
Las líneas se ven borrosas a veces
.

Frank Lekkas sostiene:

Defensa siciliana
Torre, Alfil, reina…¡Mata al rey!
Perdido en el archivo H
.

El candidato a maestro internacional Kerry Stead por su parte escribe:

Una batalla de mentes
Una prueba de tiempo, nervios y habilidad
¿Por qué jugamos al ajedrez?

El inglés Phil Green refleja en un simple haiku el denominado mate del loco:

f3 luego e5
g4 luego mate Dh4
Aprendiendo a jugar al ajedrez
.

Por su parte, el maestro internacional húngaro, entrenador y habitual de redes sociales, András Toth hizo el siguiente:

Marionetas, yo
Vendo mi vida
El ajedrez es todo
.

Desde Italia, la escritora y poeta Loredana Savelli, nacida en Puglia y residente en Roma tiene una referencia al ajedrez en un haiku

Luz de luna
La reina vence al negro
Con franqueza
.

Por último, habría que citar un haiku del país donde nació, Japón. Allí, el autor Toshoyuki Goto (1940-2022) escribió:

Un jugador de ajedrez
mirando los estambres
de los lirios
.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Titulado en ajedrez por la UAH y UNED. Amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario