El Comité de Huelga que lidera la huelga de médicos y pediatras de Atención Primaria en la Comunidad de Madrid se mantiene en la sede de la Consejería de Sanidad a la espera de que se presente en la mesa negociadora un representante del gobierno regional que preside Isabel Díaz Ayuso, informa RT.

Los diez facultativos que componen el Comité tomaron la decisión de no abandonar la mesa negociadora «hasta que venga alguien que sí pueda hablar de problemas y soluciones de la Atención Primaria madrileña», anunció la secretaria general de AMYTS, Ángela Hernández.

La Consejería de Sanidad procedió inmediatamente a avisar a la Policía Nacional, que ya ha avisado de que en esta situación se podrían producir detenciones, según recoge Público.

El sindicato afirma que en esta quinta reunión tampoco se había llegado a ningún acuerdo ni a ningún tipo de avance, por lo que exige hablar con alguna autoridad que esté habilitada para acodar algún progreso en el sentido de las demandas de los trabajadores.

A pesar de las horas de encierro que ya han transcurrido, el sindicato denuncia que ningún miembro del Gobierno regional se ha puesto todavía en contacto con el comité de huelga.

Apoyo del colectivo sanitario y de la población

A pesar de la falta de entendimiento con la Administración, los convocantes de la huelga sí han recabado el apoyo del colectivo de profesionales sanitarios y de la ciudadanía.

También algunos médicos y pediatras se han encerrado en sus centros de salud de toda la región, como en el de la calle General Ricardos, en el distrito de Carabanchel.

El encierro ha coincido con la que se ha conocido como ‘Noche blanca’, en la que han participado profesionales médicos y vecinos, a la que se sumaron los centros de salud de Cuzco en Fuenlabrada, Las Ciudades en Getafe, Huerta de los Frailes en Leganés y San Blas en Parla.

Durante la tarde-noche de este jueves 15 de diciembre 2022 se colocaron mesas informativas frente a los centros de salud en las que debatieron y analizaron la situación de la sanidad pública sanitarios y vecinos.

Cuatro semanas de huelga

Los médicos y pediatras de los centros de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid se encuentran de huelga indefinida desde hace cuatro semanas, desde el 21 de noviembre. Reclaman una mayor inversión en el sector y disponer de más tiempo para atender a cada paciente, en concreto, al menos diez minutos.

Además se exige la cobertura inmediata de las vacantes y la mejora de las condiciones laborales, como aquellas que permiten la conciliación, con el fin de atraer a la región a más profesionales sanitarios.

La AMYTS ha conseguido el apoyo casi unánime del sector, con el respaldo explícito de Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), la Asociación Española de Pediatría (AEP), la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap), la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), la Asociación de médicos de Atención Primaria Pediátrica (AMAPED), la Asociación de Médicos y facultativos de Madrid (SIME) y APSeMueve.

La última en pronunciarse ha sido la Confederación Estatal del Sindicatos Médicos (CESM), que este viernes ha emitido un comunicado en el que muestra explícitamente su «absoluto respaldo» el encierro del Comité de Huelga de Madrid y lamenta las injerencias políticas y colegiales que han enquistado el conflicto.

«Lo único que nos queda es quedarnos aquí hasta que venga alguien del Gobierno que nos diga que va a haber un cambio de rumbo. No vamos a determinar quién, pero alguien con autoridad para decirle a la Consejería de que este no es el camino» ha sostenido Ángela Hernández como única manera de concluir el conflicto.

Madrid a la cola en inversión en Atención Primaria

La Comunidad de Madrid es la segunda región española que cuenta con menos profesionales sanitarios de Atención Primaria, con 0,68 por cada mil habitantes, y lejos de los 1,07 de la región que encabeza la clasificación, Castilla y León.

Además, Madrid es el territorio que destina un menor porcentaje de su PIB a Sanidad, un 4,7 por ciento, más de dos puntos por debajo de la media nacional, que es del 6,9 por ciento. Igualmente es la segunda con menor gasto sanitario por habitante, con 1.491 euros anuales.

Se constata, además, un empeoramiento en la inversión, puesto que el porcentaje de gasto público que destina a la Atención Primaria es el más bajo desde que hay datos y el menor de todo el país, tan solo el 10,6 por ciento.

La situación llevó a que el pasado 13 de noviembre, la manifestación convocada por colectivos vecinales en apoyo de la sanidad pública fuera una de las más numerosas de las celebradas en la capital española en la última década, con una asistencia que superó las 200.000 personas, según algunas estimaciones, y que alcanzó las 600.000 según los organizadores.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario