A lo largo de tres semanas, 60 000 personas serán escogidas de forma aleatoria para elaborar el primer estudio sobre seroprevalencia de la COVID-19.

El Instituto Carlos III en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística, elaborará una encuesta solicitada por el Ministerio de Sanidad para conocer el alcance de la enfermedad, las verdaderas dimensiones de la pandemia COVID-19 y los contagios reales que han tenido lugar en España, de forma que se disponga de datos suficientes para futuras actuaciones relacionadas con un brote en otoño.

La encuesta, que durará aproximadamente tres semanas, que ha sido anunciada por el ministro Salvador Illa, comenzará después de la Semana Santa y será dirigida por la directora del Instituto Carlos III, Raquel Yotti.

Con este análisis seroepidemiológico, añade el ministro, se dará cuenta de las estimaciones de prevalencia de infección tanto presente como pasada y, por tanto, el estado inmunológico y también se podrá conocer la evolución de la pandemia en España. Esto supondrá que, para garantizar la representatividad a escala provincial, autonómica y nacional, se considerarán las 50 provincias y las dos ciudades autónomas.

Los estudios se irán desarrollando de ahora en adelante, probablemente hasta que finalice la crisis que atraviesa el país, y la cohorte estará formada a partir de una muestra de todos los miembros de un hogar (de forma que se incluyan todos los grupos de edad). Una vez tomada la muestra, se volverá a dicho hogar cada veintiún días para medir de nuevo, hasta que se considere innecesario mantener la vigilancia.

Como España se encuentra en pleno estado de alarma y la sociedad está confinada, el estudio seroepidemiológico debe de tener en cuenta el hecho de que contar con anticuerpos frente a la enfermedad no es incompatible con ser contagioso. Por ello, hay que incorporar la toma de medidas de salud pública necesarias para evitar la transmisión dentro de casa.

Es posible que los participantes del estudio puedan estar expuestos al SARS-CoV 2 y, en ese caso, tanto los familiares como los sanitarios que tomen las muestras deben de estar informados de su riesgo y, por tanto, encontrarse correctamente protegidos para comenzar dicho estudio.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

3 COMENTARIOS

Deja un comentario