La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, lideró este 8 de diciembre 2022 en Bruselas el grupo de países en el Consejo de Ministras y Ministros de Empleo y Política Social (EPSCO) que evitó una directiva que rebajaba los derechos laborales, diluía la presunción de laboralidad de las personas trabajadoras en plataformas digitales y no ponía fin al abuso de los falsos autónomos.

En el EPSCO, Díaz ha sido firme a la hora de exigir que el elemento central de la directiva es la correcta clasificación de las personas que trabajan en las plataformas: «Queremos una presunción de laboralidad fuerte, clara, sin derogaciones, sin excepciones», sostuvo la ministra, quien ha recordado que la primera propuesta hecha por la presidencia checa así lo reflejaba basándose en la conocida como ley «Rider». 

La ley «Rider», base la directiva europea

La ley española es la primera en Europa en reconocer la laboralidad y los derechos de los trabajadores y trabajadoras de plataformas.

En octubre 2022, a iniciativa de la vicepresidenta española, ocho países: Bélgica, Eslovenia, Italia -antes del cambio de Gobierno-, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal, además de España; ya exigieron en una carta a la presidencia checa una directiva más ambiciosa en este aspecto. 

España, Portugal, Eslovenia, Países Bajos, Luxemburgo, Bélgica, Grecia, Alemania y Rumanía se han opuesto finalmente hoy a la propuesta de directiva presentada en Bruselas.

Debate clave para el futuro de Europa

Para Díaz se trata de un debate decisivo en la configuración de Europa: «Estamos hablando del futuro del trabajo y de la posibilidad de una transformación digital con derechos. Europa está cambiando y todos los aquí presentes hemos de estar a la altura de esos cambios», señaló la ministra durante su intervención en el EPSCO. 

Según ha explicado la ministra, la directiva sometida a debate no cumplía con las expectativas ni contemplaba avances para las personas trabajadoras: «La presunción de laboralidad no es equilibrada, se ha debilitado notablemente respecto a la propuesta inicial de la Comisión y no permite la correcta clasificación de las personas que trabajan en las plataformas digitales».

Jurisprudencia a favor

La vicepresidenta ha asegurado que Europa debe ser ejemplar en derechos laborales y trabajo digno. Además, ha defendido que las personas que trabajan en las plataformas digitales tengan los mismos derechos que el resto de asalariados y asalariadas.

«Es hora de poner fin a las situaciones de abuso y de precariedad en forma de falsos autónomos, sin derechos, sin protección social, que vemos todos los días en las grandes ciudades de Europa», ha señalado Díaz, quien ha pedido reflejar en la futura normativa europea las numerosas sentencias a favor de la laboralidad en diversos tribunales de países de la Unión Europea.

No obstante, sí ha valorado los avances que contempla esta directiva en la regulación algorítmica. La vicepresidenta se ha ofrecido a trabajar con sus socios europeos para configurar una directiva «que suponga un verdadero avance hacia la Europa social que pide la ciudadanía europea».  

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario