«Vivir sin nosotros», drama sueco sobre el amor perdido

«Vivir sin nosotros» (‘Are We Lost Forever’), primer largometraje del realizador sueco David Färdmar, quien ha elegido lo difícil al comenzar  donde normalmente terminan las historias –en una habitación blanca impoluta, con una pareja en la cama que acaba de romper- está interpretado por Bjorn Elgerd, Jonathan Andersson, Micki Stoltt y Nemanja Stojanovic.

De repente, una mañana todo ha terminado. Dos amantes que comparten la cama evitan mirarse. Para Hampus –«Te quiero pero ya no hay nosotros»- es un alivio, mientras que Adrián está desolado, no sabe si podrá vivir sin el amor de su vida, se pregunta si habrá alguna forma de recuperarlo.

Lo mejor de esta película sincera y auténtica es, sin duda, este principio tan real como prometedor. Luego ya es otra cosa, las distintas maneras de los protagonistas para entablar nuevas relaciones, así como sus esporádicos encuentros –casuales y no- están resueltos a base de repetidas escenas de sexo explícito y escaso interés en profundizar en la evolución de los dos jóvenes. De todas maneras, el realizador ha sabido captar muchos de los matices de la tempestad emocional que es una ruptura.

A ambos les cuesta pasar página, ensayan reencontrarse en situaciones diversas, y separarse de nuevo. Cada cual se cura la herida a su ritmo, ambos son conscientes de que su relación había emprendido el camino de la destrucción. 

«100 minutos de tristeza escandinava», como ha definido muy bien esta película un crítico francés, bien interpretados, que nos hablan de las distintas etapas del final de un amor, de la pérdida, la pena, el duelo, la negación, hasta la depresión, y que elude intencionadamente muchos de los tópicos de las películas sobre parejas homosexuales, al presentar a los protagonistas simplemente como seres «adultos e imperfectos», como el resto de los mortales.

La película se estrena en Madrid el 13 de mayo de 2021.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario