«Venceremos», sobre el deber de memoria  

Los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla

0
1045

La película «Venceremos[1]», documental de Taxio Ardanaz («La revolución es invencible») y Pablo Marte («Pretty Woman y otras historias, un film con Alexander Kluge», «Imperial Eyes», «Mañana Goodbye»), nos habla de la recuperación de la memoria en general y, en este caso concreto, de la relación que tenemos con los restos materiales que frecuentemente siguen apareciendo del pasado reciente de la Guerra Civil española.

Este largometraje documental  de 83 minutos se abre en 2012 con la visita al brigadista mexicano Juan Miguel de Mora en su casa a las afueras de Ciudad de México, sigue en la Sierra de Pándols (Tarragona) tras los pasos de Ángel Archilla y continúa en Madrid, Aragón y el País Vasco.  

Rodado en castellano, euskera e inglés, «Venceremos» es fruto de un amplio proceso de investigación iniciado por Taxio Ardanaz en 2011quien durante más de seis años ha grabado con su cámara en diferentes lugares históricos, museos, paisajes o personas implicadas en la memoria de la Guerra Civil española. En 2017 se incorpora al proyecto Pablo Marte, codirector y editor de la película.

La búsqueda de un pequeño monumento dedicado a las Brigadas Internacionales escondido en la montaña, la recreación histórica llevada a cabo por personas que escenifican la guerra, los museos en antiguas zonas de batalla, la accidentada demolición de una cruz franquista en aplicación de la ley, una excavación arqueológica…

Con el mismo cuidado y minuciosidad que vemos en los grandes documentales de por ejemplo la BBC,  a famosos arqueólogos recoger, seleccionar, limpiar y mimar los vestigios de los faraones que reposan en el Valle de la Muerte, algunos de los protagonistas de esta película seleccionan, etiquetan y guardan piedras, telas, armas, metralla, granadas, y hasta restos humanos y todo tipo de materiales que puedan servir para cumplir con ese deber de memoria, imprescindible en cualquier pueblo que quiera seguir adelante. 

Colecciones privadas, pequeños pero importantes museos locales, y una sorpresa: el descubrimiento de unas personas que se autodefinen como «recreacionistas» (porque recrean), que dedican parte de su tiempo libre –o quién sabe si todo- a «sus guerras»: montajes que, en tiempo y lugar, reproducen la batalla del Ebro o los acontecimientos de El Jarama, por citar dos de las repetidas a lo largo del documental. 

Uniformados de pies a cabeza, recrean barricadas, tiroteos, hospitales de campaña… hay petardos, heridos, sangre, traslados, muertos…hay incluso quien, dependiendo del día, forma parte de un ejército u otro… Son grupos de  adultos, desde muy jóvenes hasta casi ancianos, que sorprendentemente disfrutan jugando como niños a algo tan serio como es la guerra. Evidentemente, con la guerra de Rusia contra Ucrania apareciendo en las pantallas de nuestros televisores cada vez que los encendemos, este no es el mejor momento para emitir un juicio sobre lo que, estoy segura después de escucharles en el documental, es para sus protagonistas algo más que un juego macabro. Se intuye, oyéndoles, una especie de compromiso alarmante. 

Con la Guerra Civil como telón de fondo, «Venceremos» recoge testimonios de algunos protagonistas que todavía viven para contarlo, junto con los recuerdos de quienes lo escucharon de sus mayores y el empeño de quienes, jóvenes, están poniendo todo de su parte para evitar que desaparezca para siempre  la memoriaque todavía perdura  en paisajes y pueblos. 

  1. «Venceremos» se podrá ver el sábado 14 de mayo de 2022, a las 19:00 horas en Cineteca, en un pase que contará con presentación y coloquio a cargo de sus directores. La sesión forma parte del ciclo «Jóvenes documentalistas españoles», que presentará tres obras de jóvenes artistas y cineastas que reflexionan sobre la lucha política, la memoria histórica y el testimonio personal.  
    Además de «Venceremos» se han programado «El barrio de la revolución», documental de Paloma Polo de 2019, y «La cigüeña de Burgos», de Joana Conill (2020) .
    Las entradas, al precio de 3,50 € se pueden adquirir anticipadamente en Cineteca
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario