Colectivos vecinales, educativos, sindicales, memorialistas y culturales, que llevan meses movilizándose por la restitución de nombres dignos al callejero madrileño, han participado este 21 de mayo en acciones simultáneas en las calles a las que el actual equipo de gobierno municipal repuso los nombres antidemocráticos, que ya habían pasado a tener nombres dignos por acuerdo pleno municipal en 2017.

Las acciones desarrolladas han sido variadas:

  • Frente a la Junta Municipal de Ciudad Lineal, en la calle que ahora tiene el nombre de los falangistas Hermanos García Noblejas, se ha celebrado una concentración para reivindicar al nombre de la Institución Libre de Enseñanza.
  • En la calle Barco Sinaia del distrito Puente de Vallecas, se colocaron carteles denunciando la masacre del crucero Baleares contra personas indefensas que huían de la guerra  por la carretera de Málaga a Almería.
  • En la calle Memorial Víctimas 11 de marzo de 2004 del distrito de Chamartín, vecinas y vecinos del barrio se han manifestado en favor de ese nombre y que sea retirado el de Caídos de la División Azul que ahora figura.
  • Y en la Junta Municipal de Latina un numeroso grupo de personas ha participado en un acto cultural que ha incluido pintura, poesía, música y semblanza de la Maestra Justa Freire, para reivindicar que sea ella quien dé nombre a la calle que hace unos meses dedicó el Ayuntamiento al general franquista Millán Astray.

Estas acciones se suman a otras que se vienen desarrollando desde hace meses, junto a la recogida de firmas de vecinas y vecinos de Madrid y de personas destacadas de diversos ámbitos de la sociedad, cuya relación se dará a conocer en próximas semanas. Lo que persiguen los colectivos convocantes es exigir al Ayuntamiento de Madrid que restituya los nombres dignos utilizando la ordenanza que le faculta para ello.

Puente de Vallecas calle Barco Sinaia
Puente de Vallecas: calle Barco Sinaia
Chamartín Memorial: Víctimas 11 de marzo de 2004
Chamartín Memorial: Víctimas 11 de marzo de 2004

En las acciones se ha recordado que en 2017 el cambio de nombre de 52 calles, entre las que se incluían las seis afectadas por la restitución, fue aprobado por amplia mayoría con los votos favorables de los grupos municipales de Ahora Madrid, PSOE, Ciudadanos y la abstención del grupo del PP. 

Estas acciones son una llamada para que los grupos actúen en coherencia y supriman los nombres antidemocráticos en las calles, respetando aquella democrática decisión municipal a pesar de que algunos juzgados no la autorizaron por considerar que no se había justificado debidamente la adscripción franquista de los titulares.

1 COMENTARIO

  1. La capital de España merece nombres dignos en sus calles. Aún conserva algunos que exaltan valores fascistas

Deja un comentario