Asociaciones Vecinales de Ciudad Lineal han relanzado una campaña para retirar «vergonzantes anuncios» de publicidad sobre servicios sexuales que aparecen en los parabrisas de los vehículos aparcados en las calles del distrito, para acumularlos en puntos de recogida previamente acordados para destruirlos o entregarlos a las autoridades para incitarlas intervenir en el control de esta publicidad tan agresiva.

La Asociación Vecinal de Quintana informa de que tras las restricciones por la pandemia, estas actividades, llevadas a cabo con imágenes muy explícitas, incluyendo como «gancho» la procedencia de las mujeres ofertadas: asiáticas, latinas…y los teléfonos de contacto, han proliferado sin control, sin respetar las zonas escolares, y advierten de casos donde los niños los recogen y juegan con ellos como cromos.

Estos repartos de publicidad infringen la ordenanza municipal de limpieza, y dado que no se controlan ni las infracciones ni a los infractores, las asociaciones vecinales del distrito y otros colectivos, que ya habían colaborado anteriormente están participando activamente en las actividades de denuncia y retirada de estos «bochornosos impresos»

Consideran que esta publicidad debe ser eliminada y exigir a los promotores las responsabilidades legales que se deriven porque:

  • Las mujeres que se ofertan en muchos casos no son libres, muchas de ellas por no tener los papeles en regla, por compromisos adquiridos en sus países de origen, por deudas, por adicciones, por amenazas a familiares, por coacción directa, dependen de redes criminales que les imponen si llega el caso con violencia, las más humillantes condiciones en estos servicios, ya que son doblemente esclavas de sus explotadores y de los gustos de sus clientes, cuyos caprichos deben ser debidamente atendidos sino quieren sufrir las consecuencias.
  • Recuerdan que el proxenetismo sí es un delito contemplado en el actual código penal.
  • Existen graves riesgos para la salud en este tipo de relaciones: el sida, la sífilis, la gonorrea, el herpes genital, la candidiasis, son enfermedades graves y de transmisión sexual. Las relaciones sexuales sin protección son su fuente de propagación. El que una persona mantenga cada día relaciones sexuales con varias personas, multiplica el riesgo.

Ante la flagrante práctica de varios delitos como el proxenetismo y trata de personas, riesgos para la salud, tráfico de drogas, violencia y violaciones, y «lamentablemente y hasta la fecha hemos observado que la respuesta de las autoridades ha sido insuficiente», las entidades participantes exigen a las autoridades el máximo rigor en la eliminación de este tipo de propaganda y el control de las actividades que la originan, porque «no podemos permanecer impasibles frente a este tipo de esclavitud ni ante la propagación de riesgos contra la salud».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario