Decenas de vecinos y vecinas de Carabanchel han montado este viernes 16 de abril de 2021, en vísperas del inicio de la campaña de las elecciones a la Asamblea de Madrid, en un «tren de metro» que ha completado buena parte del recorrido que tendrá la línea 11 cuando se culminen las obras de prolongación hasta Atocha-Renfe y Conde de Casal.

Con salida en el intercambiador de la Plaza Elíptica, han «inaugurado» las estaciones de Comillas, Madrid Río y Palos de la Frontera, donde ha culminado su recorrido.

En un ambiente reivindicativo, pero también festivo, han sido acompañados de candidatos de algunos de los partidos que concurren a dichas elecciones, y representantes de otras asociaciones vecinales y sociales. 

El objetivo de esta acción era llamar la atención para que el gobierno autonómico que se forme a partir de mayo cumpla las promesas y reactive este proyecto de ampliación de una línea que ha estado llena de episodios de promesas incumplidas. 

Vecinos Carabanchel alto L11 Vamos a Atocha
Vecinos de Carabanchel reivindican la prolongación de la L11 de Metro de Madrid

Historia de un proyecto

La Comunidad de Madrid, tras anunciar en 2017 que prolongaría la L11 de Metro hasta Atocha-Renfe y Conde de Casal, con dinero de su propio presupuesto y que estaría funcionando en 2023, tiene ralentizado o parado dicho proyecto, pues en 2021 ni siquiera se han licitado las obras de construcción.

En noviembre de 2020, coincidiendo con el anuncio de una «Línea Diagonal» del metro, los responsables (ahora cesados porque eran de Ciudadanos) del gobierno (ahora en funciones por la convocatoria electoral) anunciaron que se paralizaba todo el proyecto a la espera de recibir los fondos de la Unión Europea.

Este anuncio representaba un nuevo incumplimiento, que se suma a otros muchos que se han producido con las promesas hechas sobre esta línea de metro. Así ocurrió en 1999, cuando en lugar de proseguir hasta Carabanchel Alto lo dejaron en Pan Bendito; o cuando anunciaron en 2007 que sería la «M-40» y llegaría hasta Chamartín.

Han pasado veinticicino años desde que se inició esta línea, y todavía sigue siendo un ramal con siete estaciones y una sola conexión con el resto de la red de metro. La prolongación de la línea hasta Atocha Renfe es una gran necesidad, no sólo para los vecinos de Carabanchel y La Fortuna, sino para los de Arganzuela y para que el gran nudo de transportes que es Atocha Renfe tenga otra línea de metro con la que conectar.

Reclaman también que la Línea 11 se prolongue por el sur conectando con la de Metro Sur (L12), que hoy solo tiene una conexión con el resto de la red de Metro. 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Escribe aquí tu nombre