Convocados por la Asociación Vecinal de Aravaca Osa Mayor y por la Asociación Deportiva y Cultural Rosa Luxemburgo de Aravaca (ACROLA) más de 150 vecinos se concentraron bajo el lema «EL MURAL SE QUEDA» en la plaza de la Corona Boreal, ante la imagen icónica de Lucrecia Pérez, para exigir a la Junta Municipal de Distrito la conservación del mural en su emplazamiento y el estudio de las soluciones técnicas adecuadas para su visualización y preservación en esta plaza.

Los asistentes entre aplausos y gritos de «El Mural se queda» y «Lucrecia Vive» guardaron un respetuoso silencio durante la lectura del comunicado leído por las asociaciones convocantes, que recordaron que con motivo del vigésimo quinto aniversario del asesinato de Lucrecia Pérez, un grupo de jóvenes de Aravaca, por iniciativa propia y con el amparo de la Junta Municipal de Distrito de Moncloa-Aravaca, pintó un mural en la fachada trasera del Centro de Mayores de la barriada.

Vecinos concentrados ante el mural en memoria de Lucrecia Pérez en Aravaca, el 2 de diciembre 2021 1
Vecinos concentrados ante el mural en memoria de Lucrecia Pérez en Aravaca, el 2 de diciembre 2021 1

Cada 13 de noviembre se celebra desde entonces, en la plaza de la Corona Boreal, un acto de homenaje a Lucrecia Pérez Matos, víctima del asesinato que fue considerado por la Justicia el primer caso de crimen racista en España.

Las Asociaciones consideran que este mural es hoy «parte de la memoria colectiva de Aravaca, imagen representativa del barrio y emblema de la lucha contra el racismo y la xenofobia».

Ubicado en un espacio céntrico que era lugar de encuentro de la comunidad dominicana treinta años atrás, constituye hoy «un hermoso y respetado mensaje de convivencia en el vecindario».  

Los convocantes explicaron a los asistentes que la Junta Municipal del Distrito Moncloa Aravaca, no ha comunicado hasta hace escasos días la intención de eliminar el mural. Desde las asociaciones se ha trasladado a la Junta, las diferentes soluciones técnicas a las que han tenido conocimiento por expertos arquitectos, para la conservación del mural en su emplazamiento, sin para ello perjudicar en ninguna medida, el tratamiento aislante que se está aplicando al edificio y dejaría oculto el mural.

Las asociaciones vecinales de Aravaca y Madrid se declaran a favor de mejorar el edificio que en 2017 la Junta, por unanimidad de todas las fuerzas políticas y el apoyo de los colectivos sociales y vecinales, decidió que acogiera la biblioteca de Aravaca, pero también lo están «por preservar este icono contra los crímenes de odio en la ubicación donde el colectivo dominicano tenía su punto de encuentro en Aravaca, en la plaza Corona Boreal».

Hasta después del último homenaje en noviembre 2021, que contó este año con la presencia del embajador de la República Dominicana, la Junta Municipal de Distrito mantuvo el proyecto en la más estricta reserva porque, sostiene la Asociación Vecinal «sabían de sobra que, de haber dado a conocer sus planes con anterioridad, la ciudadanía de Aravaca habría aprovechado el acto y su proyección pública para levantar su voz contra tamaño atropello». 

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

1 Comentario

  1. Ojalá que el Ayuntamiento sea consciente de la importancia de conservar este mural pues, de otra manera y si sigue adelante con su eliminación, sería demasiado clara la poca importancia que le da a la memoria del primer crimen racista en España, pues este mural es icónico y emblema del antirracismo.

Deja un comentario