La Asociación Vecinal Puerta del Ángel (AVPA!) informa de que el miércoles 4 de agosto 2021 vecinos de la zona conocieron, a través de conversaciones con operarios, de la intención de talado de dos acacias sanas de dieciocho metros de altura y elevada edad, posiblemente centenarias, a la altura del número 21 de la Avenida de los Apóstoles.

Los vecinos contactaron con la Junta Municipal de Distrito de Latina para recabar información y el jueves 5 de agosto trasladaron a responsables del actual Equipo de Gobierno de la JMD Latina sus reivindicaciones, que en principio parecieron ser escuchadas.

Sin embargo el viernes 6 de agosto, alrededor de las 13:30 horas., se personan varios operarios dispuestos a efectuar la tala. Ante esta situación, varios vecinos manifestaron su oposición y consiguieron impedir en ese momento el talado de los árboles.

La AVPA! se puso en contacto inmediato con responsables de la JMD Latina y se les informó de que dicha actuación correspondía a la ejecución de un Proyecto de remodelación de la calle para dar cabida a ambos lados, tanto en disposición lineal como en batería, a aproximadamente doce plazas de aparcamiento, eliminándose además uno de los sentidos de circulación y la mediana ajardinada que recorre la vía.

Ni los propios vecinos, ni la AVPA! eran conocedores hasta ese momento del citado proyecto, y se aseguró que se haría lo posible por evitar el talado de los árboles.

Sin embargo el jueves 12 de agosto, alrededor de las 09:00 horas, cuando operarios dotados de grúas y sierras mecánicas y fuertemente protegidos por cuatro unidades de la Policía Municipal de Madrid, procedieron al talado de los árboles, ignorándose totalmente por parte de la JMD Latina las quejas y argumentos de las personas afectadas.

Pretendieron además desviar la atención y «justificar lo injustificable», aduciendo una «inexistente relación con un Proyecto de mejora de la accesibilidad, promovido precisamente por las Asociaciones Vecinales, que se está ejecutando en otro tramo distinto de la misma vía, cuando esa justificación no se sustenta ya no sólo porque los árboles talados se encontraban a cientos de metros de distancia, sino porque además se trata de proyectos independientes con objetivos diferentes».

La asociación vecinal sostiene que «en plena crisis medioambiental y climática, la JMD Latina, con el apoyo y la autorización cómplices del Ayuntamiento de Madrid, intenta ejecutar proyectos que no sólo atentan contra el medio ambiente y el sentido común, sino que afectan directamente a la salud y calidad de vida de los vecinos, negando su derecho a disfrutar de un entorno sostenible[1]».

Agrega que los poderes públicos son los garantes de la sostenibilidad medioambiental y responsables de la lucha contra el cambio climático y la contaminación, atendiendo tanto a las necesidades de los administrados como a los estudios científicos y técnicos que avalan la protección del arbolado y otras unidades vegetales[2[».

Exigen en consecuencia la inmediata paralización del Proyecto y su redefinición sobre la base de un diálogo abierto con los vecinos «que tenga en cuenta el impacto ambiental sobre el entorno y la salud y calidad de vida de las personas afectadas».

  1. Art. 45 de la Constitución Española:
    1. Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo. 2. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.
  2. Véase el informe de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) «Reducir la Isla de Calor Urbana: Compendio de Estrategias» en el que se asegura que la sombra de los árboles puede llegar a reducir la temperatura de las superficies entre 11 y 25 grados centígrados, entre otros beneficios, que pueden disminuir significativamente la necesidad de usar aire acondicionado en los hogares del entorno.
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario