La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid sostiene que la asistencia sanitaria de urgencias necesita una atención presencial, debido a que la exploración física es una parte fundamental para el buen diagnóstico y tratamiento de los enfermos, por lo que debería ser exigible la atención presencial a todas las urgencias.

La Asociación hace este pronunciamiento ante la situación de una paciente atendida en las Urgencias del Hospital de Villalba, que presentaba una ciática, y a la que se le dio una única opción de ser atendida por videoconferencia.

La Asociación agrega que la implantación de las videoconferencias en urgencias supone un serio deterioro de la calidad de la asistencia sanitaria y provocar graves problemas de salud a las personas

Añade que este tipo de actuaciones pone una vez más en relieve cómo la privatización sanitaria, al buscar la rentabilidad y el ahorro económico por encima del derecho a la salud de las personas, acaba afectando negativamente a la asistencia sanitaria.

Concluye que al tratarse de un hospital público de gestión privada, «la Comunidad de Madrid conocía esta práctica y por lo tanto se hace corresponsable de la misma, lo que tiene que ser rectificado ya que tiene la obligación legal de llevar a cabo las acciones necesarias para garantizar que en todos los centros que tienen financiación pública de esta Comunidad se lleve a cabo una atención presencial en todos los casos de Urgencias».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario