‘Red Star un club histórico’ es el título de la exposición, ubicada en Saint-Ouen, que refleja el recorrido de más de 125 años por el equipo de fútbol más netamente parisino, con sus triunfos y fracasos, donde marcó una época con grandes figuras del fútbol francés y extranjero.

La muestra se puede contemplar en la rue des Rosiers, 124, en la localidad de Saint-Ouen, a diez kilómetros del norte del cercano París y que cuenta con apenas unos 44.000 habitantes. En 2022, el club celebró su 125 aniversario lleno de altibajos, donde ha tenido diferentes cambios junto al nombre, hasta el actual, Red Star FC, adoptado en 2012.

La exposición cuenta con la colaboración de la Oficina de Turismo Plaine Commune Gran París, de hecho está diseñada como parte de la implementación de la etiqueta ‘Pays d’art et d’histoire’ y el propio club, Red Star FC.

Aunque es uno de los clubes más antiguos, el decano del fútbol francés es el que representa a la ciudad portuaria, Le Havre Athletic Club, creado en 1894, conocidos como ‘los cielo y mar’ (en referencia al celeste cielo y el azul del mar, ambos colores forman su camiseta) y que acaba de ascender a la Ligue 1, la Primera División.

El Red Star FC fue fundado en 1897 en un pequeño café por Jules Rimet (1873-1956), quien fue su primer presidente hasta 1909 y posteriormente presidente de la FIFA de 1921 a 1954. Su nombre se lo dio la institutriz británica de Rimet, Jenny, en homenaje a una línea marítima, Red Star Line. Sus primeros partidos los disputó en el campo de Marte, junto a la torre Eiffel.

Desde su fundación, el Red Star fue un club con fuertes valores sociales, implicado en una zona obrera, tradición que se mantiene en la actualidad, ya convertida en zona multicultural y que lo convierte en su marca registrada. Por este motivo también uno de sus apodos es Audoniens en referencia a los habitantes de Saint Ouen.

Su historia ha estado marcada por períodos de declive y vacas flacas de las que, sin embargo, siempre supo recuperarse. Su equipación es verde y blanca y su símbolo la estrella roja que figura en el escudo. En 2010 su presidente, Patrice Haddad afirmó que el club ″es naturalmente de izquierdas, debe ser solidario con su entorno”.

El club fue importante en el fútbol francés durante el período de entreguerras, ganando cuatro Copas de Francia -incluidas tres consecutivas de 1921 a 1923, la primera vez en la historia del fútbol francés-, la quinta y última fue en 1942 en plena Segunda Guerra Mundial.

Precisamente uno de sus futbolistas más icónicos, el goleador Eugène Maes (1890-1945), que vistió su camiseta de 1910 a 1914, murió en un campo de concentración nazi. No fue el único, el inmigrante de origen italiano, Rino Della Negra (1923-1944), que apenas estuvo un año en el club, en plena Guerra Mundial, fue fusilado junto al resto del llamado grupo Manouchian de la Resistencia francesa. En su última carta recordó al club y su gente: ″Saluda a todo el Red Star y diles adiós de mi parte”. Hoy una tribuna del estadio lleva su nombre.

Precisamente, el estadio lleva el nombre de otro resistente, Jean-Claude Bauer (1910-1942) un médico comunista que participó como brigadista en la Guerra Civil española y que, tras participar en la Resistencia, fue fusilado por los nazis.

En 1968, dos de sus jugadores, André Mérelle y Michel Oriot (1939-1999), apoyaron las protestas de Mayo participando en el asalto a la sede de la Federación Francesa de Fútbol reivindicando el manifiesto ‘El fútbol para los futbolistas’, texto de una de las pancartas desplegadas.

El año pasado su venta a un fondo estadounidense movilizó tanto a seguidores como a líderes de la izquierda, como Jean Luc Mélenchon, el ex dirigente socialista Benoit Hamon y el ecologista alcalde de Grenoble, Eric Piolle, como a intelectuales, artistas, sindicalistas y profesores.

No obstante por su historia y tradición es el más parisino de los clubes de fútbol ya que el Paris Saint Germain, que apenas cuenta medio siglo, es propiedad de Catar, y también tiene menos historia el Paris FC, hoy en la Ligue 2.

Esta temporada 2022-23 rozó el ascenso a la Ligue 2 pero le faltó la fortuna, quedó tercero a dos puntos de lograr el objetivo que lograron Concarneau y Dunkerque, por lo que seguirá en la Nacional o Tercera División del futbol francés. El club lleva más de medio siglo sin estar en la máxima categoría, la Ligue 1.

En su historia queda futuro, con la renovación actual del estadio Bauer por convertirse en un centro de entrenamiento cara a los Juegos Olímpicos de 2024 en París.

El periodista francés y seguidor del club, Mickael Correa, publicó ‘Una historia popular del fútbol’ (Editorial Hoja de Lata, 2019) donde en sus páginas menciona de pasada también al club.

La muestra ‘Red Star un club histórico’ tiene entrada gratuita, fue inaugurada el pasado enero y permanecerá abierta hasta el 23 de septiembre de 2023, los lunes, viernes, sábado y domingo de 9.30 a 13.00 y de 14 a 18.00 horas.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 35 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Titulado en ajedrez por la UAH y UNED. Amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Escribe aquí tu nombre