‘Una casa portuguesa’, 70 años después

Es muy difícil que un portugués no sepa ese himno oficioso que supone la canción ‘Una casa portuguesa’ que, popularizada especialmente por la fadista Amália Rodrigues entre otros, está presente en todo tipo de eventos, fiestas, verbenas, celebraciones, publicidad, anuncios, nombres de marcas y locales del país.

Pero aunque todos recuerden la canción, pocos sabrán quién fue su autor, nacido en España, quien apenas vivió en Portugal y que apenas vislumbró el tremendo éxito de su poema, como nunca supo que otros de sus versos fueron largos años censurados por el régimen dictatorial de Salazar (1899-1970). La historia merece ser recordada.

El poeta Reinaldo Edgar de Azevedo e Silva Ferreira (1922-1959) nació en Barcelona y vivió toda su vida en Mozambique, donde falleció a los 37 años.

Es autor de la conocida ‘Una casa portuguesa’, escrita hace setenta años, en 1950. Se le ha comparado con Fernando Pessoa (1888-1935) por parte de los críticos literarios António José Saraiva (1917-1993) y Óscar Lopes (1917-2013). Nunca vio publicada su obra.

Pero habría que hablar antes de su padre, Reinaldo Ferreira, periodista conocido como Reporter X (1897-1935), ubicado a finales de 1920 como corresponsal en Barcelona, donde abandona a su entonces mujer, Lucilia Ferreira, ya embarazada y donde nace su hijo Reinaldo. Se separan definitivamente en Portugal en 1928.

Su apodo de Reporter X se le dio en España, ya que abandona el país para dirigirse a Portugal, una vez declarada en septiembre de 1923 la dictadura de Primo de Rivera, que condena, criticando al militar con la firma Reporter a la que se le añade una x. Nace así el Reporter X. Ubicado en Oporto trabaja para el diario español ABC y el portugués ‘O Primeiro de Janeiro’ antes de volver a Lisboa. También se dedicaba al cine y a las novelas futuristas.

Su hijo Reinaldo, tras iniciar sus estudios en España, se instala en Mozambique, en Maputo –antes Lourenço Marqués- en 1941 hasta su muerte en 1959, con esporádicas visitas a Portugal. Sus primeros poemas son publicados en diarios locales y revistas de arte y letras, como ‘Capricornio’, ‘Itinerario’, ‘Paralelo 20’, además de adaptar para la radio piezas de teatro.

La primera interpretación de ‘Una casa portuguesa’ fue a cargo de la cantante portuguesa de origen angolano, Sara Chaves, quien cumple este 5 de mayo de 2020, 88 años, y rápidamente se convierte en éxito. Esta artista, y también locutora, intervino en el festival de la canción de Luanda, con el jurado descalificando la canción ‘Maria Provocação’, -abordaba el tema de prostitución- un tema del periodista Adelino Tavares da Silva. La controversia también surgió porque el jurado no consideró los instrumentos angoleños.

En 1953 Amália Rodrígues (1920-1999) canta ‘Una casa portuguesa’, en portugués conocida como ‘É uma casa portuguesa, concerteza’ convirtiéndose en un éxito popular a medida que pasan los años.

Reinaldo Ferreira es autor también del poema ‘Menina dos olhos tristes’, que popularizó Jose, Zeca Afonso (1929-1987), quien lo conoció –ya que residió en Mozambique- en 1964, siendo su primera versión musical a cargo de Adriano Correia de Oliveira (1942-1982) estando prohibida por el régimen salazarista. En 1969 el cantautor la grabó y fue también censurada.

Hay que recordar que este bucólico poema fue escrito antes del inicio oficial de lo que se denominó guerra colonial, que duró catorce años (1961-1975), donde en Mozambique murieron cerca de nueve mil portugueses, además de haber catorce mil heridos y decenas de miles afectados psicológicamente. En el conjunto de las colonias portuguesas –entonces se consideraban provincias- supuso trece mil muertos militares y civiles, así como sesenta mil heridos.

Destacable también su poema ‘Receita para fazer um herói’ y ‘A que morreu ás portas de Madrid’, (en alusión a la guerra civil española, también musicado por Antonio Pedro Braga).

Hasta 1962 no se publica de forma póstuma en Portugal su único libro, ‘Poemas’. Curiosamente, aunque su canción, de cuya letra es autor, es muy conocida, su historia ha sido olvidada como muchos portugueses que murieron lejos de su patria.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

1 COMENTARIO

Deja un comentario