Según una consulta efectuada por la app de aprendizaje de inglés Lingookids, entre seiscientas familias españolas con hijos de tres a ocho años, con motivo del Día Internacional de la Familia que se celebra hoy sábado 15 de mayo, las responsabilidades asociadas a los hijos en lo que respecta a la operativa diaria del colegio y las actividades extraescolares, así como de mantener un seguimiento de sus tareas y darles apoyo en los deberes, sigue recayendo en gran medida en las mujeres cuando se trata de parejas compuestas por hombre y mujer.

Según esta consulta, un tercio de las madres españolas (el 35 por ciento) continúan asumiendo solas estos cometidos, frente a un 11 por ciento de los padres que se ven en la misma situación, y tan solo un 53 por ciento de las familias asegura repartírselo equitativamente entre ambos progenitores. 

En el caso de las tareas del hogar, como cocinar, hacer la colada o limpiar, el porcentaje de familias que las asumen en igualdad desciende al 37 por ciento, mientras ese mismo porcentaje, un 37 por ciento, reconoce que son desarrolladas principalmente por la madre, con la colaboración del padre. Un 11 por ciento admite que es la madre la que hace prácticamente todo, frente a un uno por ciento de padres que monopolizan estas ocupaciones.

Sin embargo, sí se aprecia voluntad de inculcar a los niños desde pequeños la importancia de colaborar en las tareas domésticas: el 80 por ciento de las familias encuestadas asegura imponerles responsabilidades acordes a su edad, como recoger su habitación, ayudar a poner o recoger la mesa, echar su ropa a lavar, etc. 

Tiempo de juego, ¿suficiente?

La consulta de Lingokids, startup española especializada en contenidos digitales en inglés para niños de edades tempranas, analiza también el tiempo que los padres dedican a jugar con los hijos. En este caso, los resultados son más equitativos: un 62 por ciento de los progenitores responde que juegan los dos por igual, un 20 por ciento que juega más con ellos la madre y un 19 por ciento que es el padre quien más tiempo les dedica en actividades lúdicas, cuando se trata de familias cuyos progenitores son hombre y mujer.

El 75 por ciento de las familias consultadas afirma que todos los días emplean al menos una hora de tiempo de calidad (sin contar con las horas de las comidas) para jugar con sus hijos, frente a un ocho por ciento que reconoce dedicarles poco más que el tiempo de las comidas, y un once por ciento que admite que solo los fines de semana sacan tiempo para estar con ellos y hacer cosas juntos.

En cuanto a la percepción que los propios niños tienen del tiempo que sus padres dedican a estar con ellos, el 46 por ciento de los progenitores piensa que sus hijos están satisfechos, porque realmente pasan mucho tiempo juntos; el 45 por ciento considera que, aunque tal vez les gustaría que este tiempo fuera mayor, los momentos que comparten son tiempo de calidad; y un nueve por ciento admite que deberían proponerse firmemente pasar más tiempo con sus hijos.

«El ritmo de vida de las familias hoy día es tan acelerado que muchos padres llegan a sentirse culpables por pasar muy poco tiempo con sus hijos. Pero en estos casos, la calidad juega un papel realmente importante: ser capaces de aprovechar el poco tiempo que tengamos para compartir momentos únicos de complicidad, diversión, risas y confidencias que tengan un verdadero valor para ellos, y también para nosotros», asegura Kate Regan, directora de Contenidos Educativos de Lingokids.

Consultadas por las actividades de ocio que las familias han elegido con mayor frecuencia durante los meses de estado de alarma en los que la movilidad estaba permitida, el 56 por ciento se ha decantado por acercarse a lugares de naturaleza, el 48 por ciento por aumentar los juegos familiares en casa, y un 32 por ciento ha aprovechado a salir a comer, a merendar o a pasear cuando ha sido posible. 

A cierta distancia se sitúan otras actividades, como la práctica de algún deporte (19 por ciento), ir al cine o a alguna otra cita lúdica o artística (nueve por ciento), o simplemente quedarse en casa y buscar cada uno su propio espacio para leer, dormir la siesta o jugar a dispositivos electrónicos (once por ciento).

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

1 COMENTARIO

  1. «tan solo» un 53%… «TAN SOLO»? quiza seas periodista pero de matematica y estadistica regulin….
    Te hago un croquis: 53% no es tan solo, es la mayor parte. Al contrario de donde dices «en gran parte» refiriendote al 35%

Deja un comentario