El informe 2022 Global Automotive Consumer Study llevado a cabo por la consultora Deloitte asegura que un 63 por ciento de los consumidores elegirá un vehículo híbrido o eléctrico si tuviera que comprarse un coche en estos momentos. La razón indiscutible: la subida del precio del carburante y las limitaciones de acceso a muchas ciudades.

El estudio profundiza más y detalla que, en concreto, el 34 por ciento se decantaría por un híbrido; el 20 por ciento lo haría por un híbrido, pero enchufable; y un 9 por ciento decidiría comprar un coche completamente eléctrico. El 35 por ciento se mantendría fiel a la gasolina o el diésel pese al gasto que supone llenar un depósito.

Durante 2022, empresas como Wandoo han ayudado a miles de personas concediendo préstamos rápidos para acciones tan simples como costear la gasolina mensual. Con las cantidades que ofrecen, especialmente desde el segundo crédito, también se puede hacer frente a alguna letra si se ha optado por la compra de un vehículo.

Sostenibilidad y ahorro

Para elaborar este informe, parte de un estudio global en más de veinticinco países con más de 26.000 entrevistados, Deloitte preguntó a más de mil personas en los meses de septiembre y octubre de 2021. La investigación recopila las opiniones sobre temas tan diversos como: la tecnología, la industria del motor o las aplicaciones de movilidad y servicios.

La preferencia española en los modelos eléctricos radica en:

  • El ahorro de combustible.
  • La conciencia medioambiental.
  • Un mantenimiento más económico.
  • Mejor conducción.
  • Preocupación por la salud.

No obstante, todavía hay aspectos que preocupan a la hora de lanzarse a la compra, entre ellos la limitación de la autonomía, la falta de electrolineras y el precio de la electricidad. Dónde cargar el coche también supone una duda y el 65 por ciento lo haría en estaciones públicas, el 15 por ciento en su casa y el 12 por ciento en el trabajo. 

Otro punto destacable del informe asegura que los entrevistados se replantearían la compra en un 43 por ciento de las ocasiones si la electricidad costara lo mismo que los carburantes. El 41 por ciento seguirá fiel a la idea de pasarse a los eléctricos independientemente del precio de los combustibles fósiles.

El responsable de Automoción y Fabricación de Deloitte, Jordi Llidó, dice que, pese a los efectos de la pandemia, la industria sigue a flote. Además, apunta que pese a todos los desafíos a los que se ha tenido que enfrentar, se mantiene muy comprometida con la movilidad eléctrica. 

Para Llidó, el hecho de que la gente apueste por la sostenibilidad y el aumento del precio de la gasolina son los factores clave para que se apueste por la electrificación de los vehículos. Ahora cree que toca reforzar las infraestructuras para dar un impulso más intenso hacia un futuro eléctrico en movilidad. 

Intención de compra y movilidad

La intención de comprar un vehículo por parte de los españoles no se ha visto afectada por la pandemia. De hecho, el 72 por ciento de aquellos que tenían pensada la compra de un coche lo harán igualmente. Eso sí, lo más frecuente es recurrir a un préstamo en un 47 por ciento de las ocasiones y solo un 40 por ciento lo paga con dinero efectivo. 

Para comprar, sigue triunfando la visita al concesionario en lugar de la compra online. El consumidor todavía tiene la necesidad de ver, tocar y sentir su futuro coche. Además, el trato con el comercial que resuelva dudas y atienda la gestión se sigue considerando importante. 

En cuanto a movilidad se refiere, el informe destaca que cada vez se usan más las aplicaciones relacionadas con los viajes, los mapas, las planificaciones y el transporte público. Para elegir una app, lo que más se mira es el precio y lo sencilla que sea de utilizar. 

Según el responsable de automoción, la pandemia sí ha afectado a la movilidad de los ciudadanos y la industria debe ser capaz de adaptarse a estos cambios. De hecho, un 31 por ciento de los entrevistados solo usa un medio de transporte para cada viaje y solo el 18 por ciento cambia para un destino.

El uso del coche particular sigue siendo predominante en un 43 por ciento de las ocasiones en el día a día y solo un 18 por ciento lo usa a veces. El transporte público se utiliza en un 9 por ciento de las veces y las últimas opciones son los VTC. 

Por último, el estudio dice que el coche como servicio es una solución en la que confía el 45 por ciento de los entrevistados mientras que el 63 por ciento cree que un coche particular cubrirá sus necesitades de cara al futuro. 

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario