UGT y CCOO acusan a Correos de irresponsabilidad por poner en riesgo la plantilla, al no dotarla de medidas de protección suficientes, e imponer una actividad más allá de los servicios esenciales recogidos en el decreto de estado de alarma del Gobierno.

Las organizaciones sindicales CC.OO. y UGT acusan a Correos de poner el negocio por delante de la seguridad de su plantilla al imponer, sin negociación ni acuerdo sindical, actividades innecesarias, con una exposición y riesgo excesivos y, por extensión, de la ciudadanía. 

Añade que la situación es crítica. porque la mayoría del turno de noche paralizó su actividad, y el de la mañana de este 16 de marzo de 2020 está parado en muchos lugares del país, a pesar de la presión que se está ejerciendo desde la empresa sobre toda la plantilla.

El rechazo de los trabajadores se debe a que Correos no ha dotado a los de oficinas, ni de centros de distribución, de los equipos de protección imprescindibles; esto es, guantes y geles para colectivos que están en contacto directo con la ciudadanía.

Ambos sindicatos han exigido a la empresa que rectifique esta posición y reduzca la actividad a los servicios mínimos indispensables recogidos en el RD de Alarma, con una limitación de centros y de la plantilla a nivel de servicios mínimos, para contribuir a la contención del coronavirus entre los trabajadores, ciudadanos y usuarios del servicio postal público.

Señalan ambos sindicatos que «conocidas las instrucciones de Correos aprobadas ayer, 15 de marzo, que no han recogido las propuestas de los sindicatos de reducir la actividad al mínimo imprescindible, sin ni siquiera remitirlas a las organizaciones sindicales, CC.OO. y UGT consideran que Correos está actuando con una irresponsabilidad extraordinaria, forzando a los trabajadores y trabajadoras a desarrollar su trabajo sin la protección adecuada, presionando a la estructura de jefes a imponer una visión de negocio por encima de la seguridad de la plantilla y arriesgando, con ello, a los ciudadanos/as, con el mantenimiento de una actividad muy alta de forma innecesaria y, en consecuencia, exponiendo a un alto riesgo a sus 50 mil trabajadores/as y ciudadanos/as y usuarios del servicio postal público, y sin garantizar todas las medidas preventivas y de seguridad».

Según la información recogida por los delegados sindicales, desde primera hora de la mañana de este 16 de marzo se están dando situaciones de tensión en la mayoría de los centros, porque Correos, carterías, oficinas, CTA, y demás departamentos, no está dotando a los trabajadores de oficinas, ni de centros de distribución, de los equipos de protección imprescindibles; esto es, guantes y geles para colectivos que están en pleno contacto con la ciudadanía.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario