La borrasca «Filomena» ha puesto en evidencia, entre otras cosas, la necesidad de rehabilitación de muchos centros educativos, tal y como las direcciones de los centros y UGT han solicitado en numerosas ocasiones. Por ello, exigen con carácter de urgencia la realización de un plan de rehabilitación de centros educativos, que debe llevarse a cabo durante el presente año, indica Teresa Jusdado Pampliega, secretaria del Sector de Enseñanza de FeSP UGT Madrid.

Ante el comunicado de apertura de centros educativos y la situación de las infraestructuras de los mismos hecho por la Consejería de Educación y Juventud, dicen que no pueden contradecir «por carecer de unos datos que solo posee la Administración». UGT hace un «reconocimiento al profesorado y las direcciones de los centros que no han dudado en adelantar la actividad presencial de tercero y cuarto de la ESO, Bachillerato, FP y Enseñanzas de Régimen General al día de hoy, 20 de enero, en una clara apuesta por la presencialidad en la docencia».

Agrega Teresa Jusdado que, tal como se aprobó en el Pleno del Consejo Escolar de Madrid de 15 de diciembre 2020, a propuesta de UGT, se debe «aumentar significativamente el presupuesto para obras y equipamientos, así como el de infraestructuras de los centros educativos públicos».

Otro de los efectos de la borrasca ha sido evidenciar uno de los inconvenientes de la «zona única» de escolarización, «a la que se opuso UGT desde el primer momento y que insistimos en que debe ser suprimido, por cuanto implica muchos desplazamientos obligatorios para el alumnado, tanto en transporte público como privado, convirtiéndose en una de las causas de haber aplazado la apertura de los centros».

UGT considera que estas son medidas que han de tomarse con carácter de urgencia, pues «desastres y pandemias no está en nuestras manos evitarlos, pero sí paliarlos, y si no se toman las medidas adecuadas los únicos responsables serán las autoridades políticas que deben gestionarlas».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario