La representación sindical de la UGT en Paradores de Turismo de España ha hecho pública la preocupación que produce la situación de la plantilla tras el reinicio de la actividad a final del pasado mes de junio de 2020, que se traduce en «un importante aumento del estrés por sobrecargas de trabajo».

La representación sindical indica que «se puede haber dado un comienzo de la actividad mal programado, al incorporarse las plantillas casi el mismo día de apertura al público, cuando en muchos departamentos existe una labor de preparación de los servicios que lleva un tiempo importante, más si cabe si el servicio ha estado interrumpido un período prolongado, y que además, a dichas tareas previas se han unido todas las modificaciones ocasionadas por los nuevos protocolos motivados por la COVID-19, que en general suponen un aumento de tareas a desarrollar».

Puntualiza UGT que estos aumentos de tareas repercuten en especial en los departamentos en contacto directo con el cliente.

Indica que los nuevos protocolos establecidos en lo referente a la limpieza de habitaciones, vestuarios, etc., han sobrecargado más las tareas del departamento de pisos, y que, por ello, ha preguntado a la empresa por los tiempos establecidos en preparar una habitación estándar antes de los protocolos y con  los nuevos protocolos, ya que considera que los tiempos no pueden ser los mismos si se quiere aplicar correctamente las nuevas medidas establecidas para garantizar la seguridad de los clientes.

UGT recuerda que «Paradores de Turismo tiene la inmensa suerte y privilegio  de contar con la enorme confianza que los clientes depositan en sus establecimientos como destino, como se ve reflejado en los muy buenos datos sobre reservas y estancias, dada la situación general», y añade que «esta confianza se basa en el excelente hacer de sus trabajadores y trabajadoras de todos los departamentos, como se refleja en las opiniones expresadas por los clientes, tanto en redes sociales como verbalmente».

El sindicato puntualiza que esta confianza tan positiva como destino seguro ha ocasionado que departamentos con plantillas ya mermadas reciban esas sobrecargas, y que en algunos establecimientos los clientes alojados ya desayunan, comen y cenan prácticamente sin salir del establecimiento, situación propia de los resorts vacacionales que no suele ser la habitual en los Paradores, exceptuando ciertas ubicaciones.

Para UGT, dadas las nuevas normas de distancia y turnos en los servicios de restauración, se genera una muy importante sobrecarga a los departamentos implicados, añadiendo además a los numerosos clientes de paso que quieren hacer uso de los servicios de restauración, generando colas en las cafeterías.

UGT considera que para mantener la confianza de los clientes en Paradores de Turismo como destino seguro, se debe observar lo siguiente:

  • Se abusa de los contratos de quince días (siete días en algunos casos). Aunque la situación lo puede requerir, no se puede  estar de acuerdo porque con precariedad la excelencia y el ser un referente en el sector no se alcanza.
  • La aparición de contagios rebrotes es la mayor preocupación. La plantilla está, además de cansada y estresada, ahora más que preocupada con dicha situación.
  • UGT reconoce el gran trabajo realizado por el Área de Prevención de Riesgos Laborales, pero estima que hay que intensificar la aplicación del protocolo y mejorarlo para afianzar que Paradores es un destino seguro, por la salud y seguridad de toda la plantilla y de los clientes de la empresa, ya que los tiempos para la activación de los procesos y protocolos son importantes, porque el virus actúa también rápido.

Por todo lo expuesto anteriormente, desde la Sección Sindical Estatal de UGT en Paradores le plantea a la empresa la exigencia a que se refuercen, de manera inmediata, las plantillas en todos los departamentos de Paradores de Turismo,  haciendo especial hincapié en el departamento de pisos.

Deja un comentario