Fulminan la cuarta pared, manipulan la metaficción, zarandean, de camino, tres o cuatro convenciones al uso y, ready, steady, go, salen de estampida Juan Ceacero y Javier Lara dispuestos a contar las singulares aventuras y (desventuras) de un tal Rodrigo Rato en la España de principios del siglo XXI e, incluso, un par de decaditas antes cuando todo un país (la España camisa blanca de nuestra (des) esperanza)…

Estaba – ready, steady and go again – supervitaminado y mineralizado para emprender – personal y colectivamente, literal y metafóricamente – la Ruta de Bakalao y sin dejar de hacer ni la más mínima escala.

Y así, para la ocasión Roberto Martín Maíztegui y Pablo Remón han confeccionado un episodio nacional de lo más berlanguiano y de lo más cañí poniendo el ojo y la bala en una serie de estampas tan reales como imaginadas y verdaderas, extirpadas de la mismísima vida del antaño todopoderoso, hogaño juguete roto y siempre títere hueco y desconcertado por Fragas y Aznares y taxistas varios: una tal Rodrigo Rato .

Ceacero y Lara se mandan y desmandan dando lugar a un festival tan pletórico como urgente, tan intenso como compasivo,  en el que afloran diablos y cojuelos, taxistas y financieros, las bombas de Irak y los pies en la mesa, el humo del habano y el vértigo desde el telesilla, las burbujas de crédito, de inmuebles y de aire, en suma, como en en toda carnaval, relucen las apariencias y resplandece lo mucho (o poco) que pueden llegar a engañar.  

Y todos estos sueños y visiones -o también, pesadillas y delirios-,  los enhebra -al paso, al trote y al galope-  Raquel Alarcón con todo el pulso, cadencia y tempo que consiguen una función irresistible de la que Pérez Galdós y Chimo Bayo estarían orgullosos.

Luis de Luis. Crítico teatral.

Ficha artística

Texto: Roberto Martín Maiztegui y Pablo Remón 

Dirección: Raquel Alarcón 

Intérpretes: Juan Ceacero y Javier Lara

Dirección de producción: Jordi Buxó y Aitor Tejada 

Una producción de Buxman Producciones para El Pavón Teatro Kamikaze.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario