Sin trampa, sin cartón, sin ceridad es lo que invade todos y cada uno de los minutos de este armonioso y sencillo (que no simple) musical acribillado de canciones honradas (todas resisten la prueba de fuego de ser tocadas a guitarra acústica y que prevalezca su valía y verdad) que narran, desde dentro, la historia de amor de Paula Berenguer y Berta Hernández, su inicio, continuación y final desde donde la vuelta el aire.

Andrés Alemán ha sabido hacer que una escenografía suficientemente escueta propulse todos los significados posibles que despide la complicidad de Berenguer y Hernández, de Paula y Berta, que se envuelven en una coreografía de miradas, gestos y acordes que cautiva y seduce esquivando tópicos, desechando cursilerías por un lado y exudando una enorme verdad y, lo que es aún más prodigioso a estas alturas de la película, una valiente inocencia.

Si, “Solitarios de estreno” es una obra valiente, una obra que da la cara para contar lo que se tiene ahí delante y nadie se molesta ni en mirar, ni mucho menos en ver ; y sí, es una obra inocente -que no insulsa, ni inocua– no saca el colmillo para clavárselo a a sí misma, ni se las da de lista para hacerse la tonta. Es una función que solo cuenta una historia de amor –como la tuya, como la mía- y lo hace mirando a los ojos; a los tuyos, a los míos. 

Luis de Luis, crítico teatral

Teatro Lara, jueves a las 19:30

Ficha artística

Reparto
Paula Berenguer y Berta Hernández

Músicos
Producción, guitarra y teclados: Juan Carlos Lax
Percusión: Gabriel González
Violín y viola: Manu Clavijo
Guitarra eléctrica: Santi Guillén

Dramaturgia y dirección escénica: Andrés Alemán

Canciones y dirección musical: Juan Carlos Lax

Arte: Abrahán Arsis

Iluminación: José Antonio Valera

Lengua de signos: Cris M. Riquelme

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario