Teatro: «Rastros», de Gregorio Amicuzzi

0
102

Sola, desamparada, desconcertada, riendo nerviosa e inquieta, Vanesa Camarda aparece y llena la sala para explicar(se) su desarraigo y su desamparo, para poner en palabras, en definitiva, las causas y (sin) razones de una ciudadana de la tierra de nadie.

Vanesa Camarda es un emigrante que, sacando fuerzas de flaqueza y haciendo de tripas corazón, trata de mantener el paso firme y cruzar fuertes y fronteras mientras siembra -como Pulgarcito, migas y piedras- pasaportes y cédulas que le permitan mantener un hilo con el país que deja atrás.

Armada, apenas, con dos maletas que son tanto cofre como contenedor, tan arcón como joyero, Camarda danza, conmovedora y vivaz, la samba de su esperanza mientras se deshacen los recuerdos del camino andado y se inventan los recuerdos del camino por hacer.

Gregorio Amicuzzi ha sabido impregnar de sensibilidad e ingenio a esta conmovedora pieza sobre el camino vital y, sobre todo, emocional, que emprende una emigrante mientras mira hacia atrás y llora por su Argentina, y mira hacia delante y, con cada paso, escribe un nuevo renglón de una carta al padre a la que, quizá, nunca consiga pegar un sello, ni estampar un acuse de recibo.

Luis de Luis, crítico de teatro

Sala Nueve Norte, Calle del Norte, 9. Madrid.
Hasta el 29 de julio, los jueves a las 20 horas.


Ficha artística

Dirección: Gregorio Amicuzzi
Intérprete: Vanesa Camarda
Fotografía: Pablo Pascual
Distribución: Cristina Jiménez
Videos: Andreina Salazar, Pablo Pascual
Costuras: Rufina Dávila
Con la colaboración de Juan R. Méndez
Una creación colectiva producida por el CCIC La Tortuga en colaboración con Residui Teatro

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario