Dicen los que saben – los que dicen que saben – que las estrellas van muriendo en una esquina del Universo pero su fulgor sigue llegando , intacto y formidable, hasta nuestros ojos a los que ni siquiera el humo puede cegar.

“La sombra de Audrey” es una historia de esas estrellas que nunca se apagan, de esas estrellas que nunca dejan de irradiar, que nunca dejan de hechizar. 

“La sombra de Audrey” es, también, la historia de Marnie Nixon una actriz y cantante que prestó su cristalina voz, desde el anonimato y penumbra del estudio de grabación, a toda una constelación: a Deborah Kerr, a Natalie Wood y, especialmente, a la dama más encantadora , la que convirtió unas vacaciones romanas en una charada, la que convirtió a una florista descarada y lenguaraz en la dama más elegante y delicada de todas : Miss Audrey Hepburn.

Y Laura Enrech, canalizada por David Pintó,  se hace Marnie Nixon y muestra toda la  intimidad de la cantante que casi tocó con los dedos la gloria. Enrech se implica con todo su cuerpo y mente en una interpretación que es todo corazón para mostrar y demostrar a Marnie.

Y sobre el escenario aparecen el nerviosismo e ingenuidad; los resabios y chismorreos; la debilidad y el encanto; el talento y la frustración de la chica deslumbrada que hubiera querido. Ciega de humo,  bailar toda la noche y se tuvo que conformar con recoger en su mano un puñado de polvo de estrellas, tomar aire y soplar para espolvorearlo por el patio de butacas antes de que el celuloide se vuelva sepia y lo corroa una implacable mancha blanca.   

Luis de Luis

Crítico teatral

Teatro Lara: todos los domingos a las 20 horas
Ficha artística 

Texto original “Showstopper” de Dan Rebellato

Reparto  Laura Enrech

Dirección: David Pintó
Iluminación: Dani Gener
Ayudante de dirección: David Blanco
Producción ejecutiva: Diego Rodríguez
Diseño del cartel:
Zuhaitz Buenaventura

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario