Teatro. «El sueño es vida», de Moisés Mato

El sueño es vida es un monólogo escrito por Moisés Mato y representado por Thimbo Samb. Durante 40 minutos, el actor, senegalés, narra una experiencia universal vinculada al éxodo de un viaje migratorio.

En medio de los avatares del viaje aparecen referencias a la literatura española y reflexiones filosóficas vinculas a la existencia de cualquier ser humano. El sueño es vida gira la propuesta de Calderón de la Barca al convertir los sueños en la oportunidad de salir de la prisión. Una lectura poética y muy personal sobre la humanidad, un ensayo sobre el deseo y el poder de los sueños.

Thimbo Samb

Thimbo, decidió emigrar desde Senegal a Europa con diecisiete años. Después de tres viajes frustrados, un buen día llegó a Tenerife tras una travesía de nueve días. De allí viajó a Valencia, donde estuvo viviendo en la calle. «Aquellos meses de soledad y de vivir en la calle fueron los más duros de mi vida –explica– pero no los cambiaría». Esos meses han conformado a Thimbo. «Lo que soy hoy fue construido durante esos meses», asegura.

Allí, en la capital del Turia, fue donde CEAR, la Comisión de Ayuda al Refuguiado, le cambió la vida. Recordando la vocación de su madre, actriz en Senegal, Thimbo participó en un taller de teatro, gracias al cual aprendió español y desarrolló su vocación como actor.

Hoy forma parte del elenco de series y películas de Netflix, TVE y Movistar. También quiere producir un largometraje titulado Un sueño. Además, participó activamente en la campaña #protegealosmenores del partido Por un Mundo más Justo, M+J, cuyo objetivo fue presentar historias reales de jóvenes migrantes. Aún hoy puede verse el cartel en el metro de Sol.

En esta obra nos cuenta su historia de forma sorprendente y ¡muy poética!

Sala Metáforas. Calle Papagallo, 8. Madrid.
Días 1 y 2 de octubre a las 21:00 h.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

1 COMENTARIO

Deja un comentario