Suma Flamenca Joven en Madrid

0
96

De gran acierto puede considerarse la introducción en el veterano festival madrileño tres semanas antes de que comience la Suma Flamenca de este 2021, una Suma Flamenca Joven, con cuatro galas los días 23 a 26 de septiembre, y doce espectáculos; cuatro de guitarra solista, cuatro de cante y toque, y cuatro de baile. Cada día del festival una guitarra en concierto, un cantaor o cantaora y un espectáculo de baile. Una auténtica degustación de los pilares del flamenco. Todos los artistas convocados son menores de treinta años.

Gran acierto, porque aunque la mayoría de estos artistas ya están curtidos en festivales, esta iniciativa es un modo de poner en valor a esta generación que garantiza el brillante futuro del flamenco, identificándola en un festival especialmente creado para ella.

La guitarrista en concierto que abrió el festival fue la mexicana Andrea Salcedo; en la segunda gala Ángel Flores y en la tercera y cuarta Yerai Cortés y Álvaro Martinete. Los cantaores, Samuel Serrano, Ángeles Toledano, El Purili y Lela Soto Sordera. Los bailaores El Yiyo, Rebeca Ortega, Estela Alonso y Macarena Ramírez. Conocidos, sí. Pero nunca identificados hasta ahora como valores de última generación, presente y futuro del flamenco. Por supuesto, que no son todos los veinteañeros que ya triunfan por el mundo. Alguno más hay en la Suma Flamenca que comenzará el 19 de octubre, por ejemplo María Terremoto. 

Las galas

Andrea Salcedo.

La primera mexicana guitarrista de flamenco, Andrea Salcedo eligió para su concierto tres piezas que la ligan estrechamente a sus aprendizajes. Reflejo de luna de Paco de Lucía, un recuerdo de su presentación de la película La guitarra vuela: Soñando a Paco de Lucía, en el 34 Chicago Latino Film Festival, donde tuvo el honor de tocar una de las guitarras del más grande; La Minera de Jesús del Rosario, uno de sus maestros de guitarra flamenca y en homenaje al maestro jerezano universal Moraíto Chico, Mercado persa.

Andrea Salcedo es el brillante resultado de su formación en guitarra clásica y flamenca en Estados Unidos y en España. Su impresionante currículo se asoma a su exquisita ejecución. Maestría técnica unida a un sentir profundo. El flamenco de Andrea Salcedo se acerca a lo sinfónico.

Samuel Serrano

Es de Chipiona, de la estirpe gitana de los Agujetas de Jerez, su voz racial suena ya madura, recuerda los metales de Talega, Terremoto y Antonio Mairena. Su cante entre Jerez, Cádiz y los Puertos. 

Su guitarrista Paco León, con el que comparte mentor, el maestro de la guitarra de San Miguel, Paco Cepero

Samuel Serrano es un clásico y empieza a cantar por seguiriya, farruca, bulerías de Jerez, por alegrías de Cádiz. Da tiempo a Paco León para que su toque vaya más allá del acompañamiento, en un entendimiento perfecto. Vimos a esta pareja no hace tanto tiempo en la añorada sala García Lorca de la Fundación Casa Patas. Auténtico cante jondo.

El Yiyo

Nacido en Badalona, de familia gitana jienense, ¿cuántos años lleva en escenarios internacionales Miguel Fernández Rivas El Yiyo? Desde que era un niño de once años. Ahora con veintitrés, lleva años con compañía y espectáculos propios. Es uno de los grandes actuales, con su carisma, elegancia, savoir faire, profesionalidad y jondura, arrasa por donde va.

Una coreografía de ensueño. Esta noche tocaba baile clásico, del que se hacía hace ya mucho tiempo en las ventas de la provincia de Cádiz, recreada en la escena de la sala Verde de los Teatros del Canal. La mesa para la percusión de nudillos, el cante de Manuel Tañé y de José del Calli, la percusión de Felipe Maya, más una iluminación que tanto retrotrae a tiempos sin luz eléctrica, como crea efectos para poner en valor la danza exquisita, puro flamenco del bailaor. Todo es música creada exclusivamente por la percusión. Es un maestro que sabe llegar a lo más hondo.

Ángel Flores

Se puede decir que nació con la guitarra puesta, este joven madrileño de Torrejón de Ardoz. Ha aprendido con maestros de diversas escuelas, con catorce años fue premio revelación del festival Al compás flamenco, y desde entonces ha seguido cosechando premios dondequiera que se ha presentado. Está a punto de terminar estudios musicales en el Conservatorio Superior de Córdoba, Ángel Flores, a sus veintitrés años es ya un maestro de la guitarra flamenca. Es una delicia escucharle mientras se observan sus dedos de músico deslizarse por las seis cuerdas y acariciar el mástil. Sus palmeros, los hermanos Gamero.

Tres piezas de concierto, de aires festeros, rematando por unos cabales que supieron a poco. 

Ángeles Toledano

Joven cantaora Ángeles Toledano, nacida a orillas del Guadalquivir jienense, voz cristalina, voz muy joven. Cosechadora de premios al cante joven y adulto, becaria de la Fundación Cristina Heeren de Sevilla, ha cantado por mucho mundo, es una auténtica embajadora del flamenco de última generación. Emociona escucharla acompañada por la guitarra joven de su pareja en la vida, Benito Bernal y de los hermanos Gamero a las palmas.

Excelente cante, por fandangos, un guiño a su guitarrista, de Huelva; rondeñas y bulerías. Esta generación joven, tan bien preparada, en escuelas o con grandes maestros de la guitarra como es el caso de Benito Bernal, añade un plus a la vocación desde la infancia, al trabajo constante, a la dedicación completa a su arte. Son el presente y futuro del arte flamenco.

Rebeca Ortega

¿Qué decir de la madrileña Rebeca Ortega y del espectáculo que nos maravilló como final de la segunda gala de la Suma Joven?

Lo tiene todo: Belleza, un cuerpo estilizado y flexible, elegancia, finura, carisma, sentido rítmico que imprime una forma de bailar con identidad propia. El baile de Rebeca Ortega, la define. Entrar a escena con un desplante, es marcar territorio. Y el vestuario. De negro para una impresionante primera parte de palos jondos,solemnes. Rebeca, con este sentir y atuendo, crea una estampa goyesca tan clara, que Goya la habría firmado sin dudarlo.

Su segundo baile, es todo lo contrario. Pura fiesta, alegría de vivir y de bailar. Impresionante bata de cola blanca, un modelazo de alta costura. Y mantón rojo, bordado. Nos muestra el difícil arte de hacer bailar al unísono a la cola y al mantón. Luego se quita el mantón para hacer filigranas con su cuerpo, sus manos, pies y la cola de su bata. Que elemento tan históricamente flamenco, la bata de cola, único en el mundo. Rebeca es mágica jugando con ella, haciéndola bailar al ritmo que su danza.  

Al cante Juañares y Saúl Quirós. Guitarra Jesús del Rosario. Palmas Martín Revuelo.

Es algo que no se ve todos los días, ni en muchos días.

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Deja un comentario