El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley que incluye medidas propuestas por el Ministerio de Inclusión para paliar los efectos de la guerra en el tejido empresarial y entre la población más vulnerable, que incluyen una subida transitoria del 15 por ciento del Ingreso Mínimo Vital y de las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez hasta final de año.

En concreto, para paliar los efectos que el encarecimiento de los precios está teniendo en los hogares más vulnerables, el Gobierno ha aprobado un aumento transitorio, durante seis meses, del 15 por ciento de las nóminas de Ingreso Mínimo Vital y de las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez.

Este incremento transitorio estará en vigor desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de este año.

Entre ambas prestaciones se reforzarán las rentas de más de 800.000 hogares de especial vulnerabilidad.  

En el caso del Ingreso Mínimo Vital, el incremento se efectúa sobre el conjunto de la nómina, es decir, incluyendo el complemento de ayuda a la infancia en aquellos hogares que lo perciban. 

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario