Desde Bilbao a Mondragón, Euskadi se rebela contra las medidas adoptadas por el gobierno de Íñigo Urkullu para atajar la pandemia. El colectivo de la hostelería ve desproporcionado que les obliguen a cerrar sus negocios durante todo este mes de noviembre de 2020.

Bajo el lema SOS Ostalaritza aurrera, miles de personas han apoyado al sector de la hostelería en las principales ciudades de Euskadi en donde, sin incidentes, han reclamado ayudas al sector y una rebaja fiscal.

Convocados por la plataforma SOS Ostalaritza la sociedad vasca se ha movilizado contra las medidas adoptadas por el lehendakari, Íñigo Urkullu que cerrará todos los bares y restaurantes durante el mes de noviembre. Además, en Euskadi se amplia el toque de queda desde las 22:00 horas.

La plataforma asegura que los bares son seguros y aunque conscientes de la gravedad de los contagios, no comprenden cómo en otras ciudades no se han adoptado estas drásticas medidas y los casos se han reducido, como sucede en Madrid, alegan.

Entre otras cuestiones, solicitan una rebaja de los alquileres, que no se suba la cuota de autónomos, la retirada de las tasas municipales, moratorias para las hipotecas y una bajada temporal del IVA al 4 por ciento: «A ingresos cero, gastos cero», añaden. «Hay dinero, solo falta voluntad para saber utilizarlo. No es momento del TAV ni de que los políticos se suban el sueldo», consideran los organizadores.

Las calles de las principales ciudades han visto cómo la marcha por la hostelería ha protestado contra la administración de Urkullu que no les da ayudas directas para compensar las pérdidas derivadas de la crisis del coronavirus.

Íñigo Ortiz, uno de los portavoces de la plataforma, ha declarado que esas ayudas que reclaman deben ser distribuidas con rapidez, dado que los hosteleros no disponen de un colchón económico que les permita continuar. Durante el confinamiento muchos tuvieron que cerrar y los que quedan están asfixiados con estas medidas, añade.

Los recorridos en las distintas ciudades han transcurrido en paz entre los aplausos de los manifestantes que han coreado «jotake irabazi arte» (somos trabajadores, no malhechores), y pancartas en las que podía leerse, «si tú me cierras, tú pagas».

La situación derivada de la pandemia por coronavirus es de extrema gravedad según apunta la sanidad vasca. Más de un millar de casos de media al día han hecho que exista un máximo registro de hasta 1.547 casos positivos el viernes seis de noviembre.

Osakidetza notifica un contagio cada minuto aunque también consideran que este registro de casos positivos se debe también al número de PCR que se están practicando en el País Vasco. Por otro lado, la detección de casos asintomáticos, que se están averiguando con los cribados masivos, organizados por el Departamento de Salud, ha hecho que las cifras se disparen.

El departamento de seguridad de la Ertzaintza ha elaborado un documento (que no sustituye al emitido por el gobierno vasco) para resolver las dudas de los ciudadanos acerca de lo que está autorizado y prohibido en Euskadi durante este periodo.

Según informa el gobierno vasco, se han adoptado medidas drásticas porque existe una creciente presión asistencial y demasiados ingresos en UCI. Este repunte de pacientes sumado a los contagios en residencias de ancianos, de nuevo el colectivo más golpeado por esta crisis sanitaria, hace prever que los hospitales vascos tengan que aumentar sus camas para atender a los críticos y se pase del escenario tres de los cinco existentes, en el plan de contigencia hospitalaria definido por Osakidetza.

La situación en Guipúzcoa, es la más compleja de las tres provincias dado que la transmisión está disparada y supera los mil cincuenta casos por cada cien mil habitantes en las dos últimas semanas. Por esta razón, la consejería de salud estima que las medidas de cierre adoptadas en la hostelería frenarán la situación actual que sigue al alza, y con ella, la presión asistencial que evitará un posible colapso sanitario y apuntan a la responsabilidad de los ciudadanos a la hora de adoptarlas.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario