La inspección de Trabajo ha recibido una denuncia de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT de Madrid en la que dan cuenta de las condiciones laborales de los trabajadores en los centros de salud de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid ante la emergencia sanitaria producida por la COVID-19.

El sindicato hace alusión a los trabajadores de dichos centros de la CAM que, actualmente, no disponen de equipos de protección adecuados, no tienen apoyo ni respuesta de sus jefes responsables de área y se encuentran sobrepasados ante la emergencia sanitaria derivada del coronavirus.

En el caso de los contagios, la organización asegura que los trabajadores que pudieran ser contagiados harían que disminuyese la calidad asistencial y, por tanto, el desplazamiento de los vectores de infección, así como las bajas producidas por la enfermedad. UGT reitera en el escrito que el umbral de seguridad se ha rebajado hasta el punto de que las condiciones de trabajo «brillan por su ausencia», añaden.

El sindicato recuerda que los centros de trabajo se han convertido en lugares en donde cada uno actúa e improvisa sin ningún criterio ni rigor para evitar estos contagios, debido a que no existe una respuesta del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en Atención Primaria. En ese sentido, UGT pone de manifiesto la ausencia de información que tienen los trabajadores y la tardanza a la hora de determinar si una persona está o no infectada, debido a la escasez de test.

A pesar de todo, UGT recuerda en su escrito que les consta que el esfuerzo ímprobo que están realizando los trabajadores es digno de mención y de ese exceso de trabajo se están derivando muchos cuadros de ansiedad y estrés que no todos pueden manejar, porque la situación les sobrepasa. De igual forma, recuerdan que el objetivo principal de su trabajo es contener la pandemia y controlar, mediante la limpieza e higiene, la propagación del virus, y eso, no puede garantizarse debido a la situación a la que han llegado los empleados.

La Comunidad de Madrid ha dictado una resolución para proteger los derechos de los trabajadores de estos centros, que se encuentran en un 70 por ciento con discapacidad o en situación de exclusión social. En el caso de que los CEE presentaran un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), no podrán subvencionar con las ayudas de coste salarial, que otorga la Comunidad de Madrid, los contratos laborales de quienes resulten afectados.

Por otro lado, los contratos no serán subvencionables con las ayudas para el fomento de la integración laboral (que se conceden anualmente) al tratarse de trabajadores que a posteriori, recibirán una prestación por desempleo dado que, en el caso de esta emergencia sanitaria, se les considerará personal de la plantilla a efectos del cómputo de los porcentajes.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario