«Solo una vez», una ficción muy real sobre los delitos machistas

0
9

Con casi tres años de retraso desde que se rodó y uno de su presentación  en el Barcelona Film Fest, este viernes 11 de junio de 2021 llega a los cines españoles la película «Solo una vez», dirigida por Guillermo Ríos, basada en la obra de teatro homónima de la dramaturga Marta Buchaca, también autora del guión, y protagonizada por Ariadna Gil (Belle Epoque, Premio Goya de Interpretación), Alex García (Litus) y Silvia Alonso (Hasta que la boda nos separe).  

Laura (Ariadna Gil), una psicóloga del servicio de atención a las mujeres que sufren violencia de género, hace unas semanas que es acosada por el marido de una de sus pacientes, lo que le provoca enorme ansiedad, sobre todo en relación con su hija adolescente.

Al mismo tiempo está tratando a la pareja formada por Eva (Silvia Alonso) y Pablo (Alex García), un caso paradigmático de violencia de género: ambos son de clase media, cultos, pertenecen al ambiente literario –él escribe novelas, ella trabaja en una editorial-, el la ha pegado, empujado, roto un brazo, pero ambos se niegan a aceptar la evidencia de que es un caso de maltrato; después de negarlo reíteradamente ambos acaban aceptando que lo hizo porque «tenía motivos»: ella le había engañado con otro novelista que publica la editorial donde trabaja.

La propia pareja, en uno de los momentos de terapia conjunta, explican a la psicóloga por qué lo suyo ha sido un accidente y en absoluto un caso de maltrato machista: ellos son inteligentes, educados y «no son pobres», el maltrato es cosa de gentes sin dinero, «si tienes dinero te vas».

Este es el quid de la cuestión de la película: explicar que no existe un tipo de hombre que comete delitos machistas, que hay maltratadores en todos los estratos sociales, en todas las profesiones y en todos los ambientes. El de esta película «se aleja del prototipo, es atractivo y seductor», dice la guionista. En efecto, es un escritor de éxito pero eso no impide que crea que su pareja le pertenece.

«Solo una vez» –el título alude a la respuesta que dan muchas veces quienes se niegan a aceptar la realidad, «solo ha ocurrido una vez, no volverá a pasar»- habla de esa otra pandemia que solo conocen las parejas, que ocurre detrás de las puertas cerradas de las casas y que en este año se ha cobrado ya la vida de un par de decenas de mujeres –y algún niño que también andaba por allí. 

«Solo una vez y estoy arrepentido», dice el protagonista. «Solo una vez y no volverá a ocurrir. He dejado el trabajo», dice la esposa. Y esa es la conducta que se repite en la ficción que comentamos y también en la vida real: Las parejas «se perdonan», reanudan la convivencia, cada vez se comunican menos para evitar tener que volver sobre el pasado de ignominia que les persigue y, con mucha frecuencia, un día estalla uno de los dos y se repite todo (a veces, lo sabemos, se llega aún más lejos y termina en un drama irreparable).

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario