Conocidos los datos de siniestralidad laboral correspondientes al mes de noviembre en la Comunidad de Madrid, se mantiene la tendencia al alza de este año 2022, con once trabajadores fallecidos en 7994 accidentes laborales, cifras que los sindicatos CCOO y UGT consideran «inasumibles» y sin posible justificación por el incremento de la actividad económica.

CCOO señala que «en un mes especialmente negro, se vuelve a evidenciar que los accidentes laborales mortales siguen vinculados a sectores como Construcción y Servicios, directamente relacionados con la precariedad laboral», porque muchos de los siniestros se producen en trabajos con una rotación perversa de la turnicidad o una escasa estabilidad laboral.

A esto se suman otros dos accidentes por desplazamiento, que presenta una tendencia preocupante este año 2022, por lo que CCOO de Madrid exige planes de movilidad para que ningún trabajador o trabajadora pierda la vida al acudir al puesto de trabajo.

Además, dos trabajadores han perdido la vida por caídas, lo que se hubiera evitado con medidas preventivas, que deben ser potenciadas por las empresas e incluidas en la evaluación de los puestos de trabajo para garantizar la protección de la seguridad y la salud de las personas trabajadoras.

Mal año para la salud de los trabajadores en Madrid

UGT señala que con los datos oficiales del mes de noviembre de siniestralidad laboral en la Comunidad de Madrid, a la espera de lo que acontezca en el mes de diciembre, 2022 va a ser a 31 de diciembre un mal año para la salud de los trabajadores y trabajadoras de la Región.

El Sindicato sostiene este criterio porque en todo el año 2019 perdieron la vida 66 trabajadores y trabajadoras, y si exceptuamos el año 2020 sujeto a la incidencia de la pandemia, en 2021 perdieron la vida 79 personas, y en lo que llevamos de 2022 se han rebasado estas «siniestras cifras» y los accidentes laborales han segado al finalizar el mes de noviembre la vida de 85 personas trabajadoras.

UGT advierte que, como ocurría en 2021, se puede contextualizar la actividad económica y los resultados empresariales en Madrid con un número de accidentes laborales de horrorosas secuelas en términos de pérdida de vidas, de dolor para las familias de las víctimas y «para una sociedad que se considera avanzada y moderna y que no debería soportar lo que está ocurriendo».

Y lo que ocurre, recuerda el Sindicato con contundencia, es que en la Comunidad de Madrid se han registrado este año hasta noviembre un total de 82.588 accidentes laborales, frente a los 79.834 registrados en este periodo de once meses durante el pasado año. En concreto, 2754 accidentes más, de diferente gravedad, durante este año que está a punto de finalizar.

A la vista de lo que está ocurriendo, la secretaria de Salud Laboral de UGT Madrid, Susana Huertas, considera que «es necesario adoptar medidas para frenar este aumento de los accidentes laborales en la Comunidad de Madrid» y que tienen «una relación directa con la degradación de las condiciones laborales».

Sostiene Susana Huertas que «el aumento de la carga de trabajo, las enfermedades profesionales y los riesgos psicológicos» y que sufren los trabajadores y trabajadoras, explican el aumento de la siniestralidad laboral, mientras se registran importantes beneficios empresariales y se descuidan, o llegan a ignorar en muchos casos, las medidas de prevención y formación dirigidas a evitar los accidentes laborales»

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario