La Comunidad de Madrid inicia la decimonovena edición de la campaña de excavaciones que lleva a cabo el Museo Arqueológico Regional en los yacimientos del Valle de los Neandertales, en Pinilla del Valle, y durante un mes, cerca de un centenar de arqueólogos, paleontólogos y geólogos trabajarán para profundizar en la economía del Homo neanderthalensis, así como para desentrañar las claves del comportamiento de los primeros pobladores de la región madrileña.

El Valle Alto del Lozoya constituyó, durante más de doscientos mil años, un lugar en el que se concentraron grupos de neandertales compartiendo hábitat con hienas, osos o leones. Grandes manadas de herbívoros, como uros, bisontes o rinocerontes se concentraban en los alrededores.

La Comunidad de Madrid, dada la importancia estratégica del yacimiento, ha atribuido la dirección científica del proyecto de excavación a Juan Luis Arsuaga, catedrático en Paleontología y director del Museo de la Evolución Humana en Burgos; Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid y codirector del Instituto de la Evolución en África; y Alfredo Pérez-González, catedrático en Geología y director del CENIEH en Burgos.

Estos tres científicos están al mando de un equipo de más de 130 personas procedentes de diferentes centros de investigación nacional e internacional formado por arqueólogos, paleontólogos, geólogos, restauradores, y topógrafos, entre otros profesionales.

Durante el resto el año, el parque ofrece visitas guiadas con miembros del equipo de investigación del proyecto. Estas visitas muestran al público cómo era la forma de vida de los neandertales, así como el antiguo ecosistema en el Valle del Lozoya.

La excavación financiada por la Comunidad de Madrid cuenta con el patrocinio de la empresa de Mahou San Miguel y la colaboración del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, el Ayuntamiento de Pinilla del Valle, el Canal de Isabel II y la Fundación General de la Universidad de Alcalá.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario