Después de la situación que España lleva viviendo durante meses por la pandemia, y lo que se presupone que va a ocurrir de aquí en adelante, este año se pensaba que sería una buena oportunidad para contratar a los médicos que acaban sus residencias, y no dejarlos escapar a otras comunidades autónomas o países, como esta ocurriendo ahora.

Esta es la opinión de Sheila Justo, presidenta del Sector de médicos jóvenes y MIR de Amyts (Asociacion de Médicos Titulados Superiores de Madrid) y vocal de la Secretaría Técnica de médicos jóvenes y MIR del CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos); que dice a Aquí Madrid que «este año era el más favorable para contratar a médicos, porque cuando los perdemos, ya no hay vuelta atrás».

«Hay que volver a la normalidad, hay que desescalar y contando con un germen más, volver a la actividad de antes. Si la situación anterior ya era muy límite, esta era ideal para contar con todos».

«No hay médicos»

La presidenta dice que le sorprende cuando escucha que no hay médicos suficientes, y que por ello durante la crisis sanitaria se han contratado a estudiantes, «que todavía no tienen la capacitación total de lo que hacen, puesto que no han acabado».

Para ser médica, la media es de doce, trece años para ser especialista, por lo que en este sentido, «por el estado de alarma la capacitación no surge de repente», con los problemas que la contratación de personas no formadas al completo puede suponer.

Por lo tanto, la realidad es otra: «no es cierto que no haya médicos, sino que los que hay se van».

Estado de alarma

Al inicio del estado de alarma, el Ministerio de Sanidad propuso mantener a los residentes en sus puestos mediante una prórroga de contratación, pretendiendo que no se moviesen de territorio dadas las circunstancias del momento.

Puesto que esta iniciativa se echó atrás porque se les dio el título de especialidad; desde Amyts, quisieron y propusieron que las comunidades autónomas les mantuviesen como residentes en sus puestos dándoles más puntos, pero «hemos visto que no se ha hecho así».

Algunas comunidades tienen deficiencia de profesionales y por tanto, «lo ideal hubiese sido que de forma homogénea se hubiesen dado las formas de contratación».

Fuga de médicos

La Comunidad de Madrid está considerada como una de las mejores para la educación de los médicos. Por ello, otras autonomías y países europeos se interesan cada año por ellos cuando acaban sus residencias y ya son médicos especialistas en búsqueda activa de empleo.

«Hay muchos médicos residentes que queriéndose quedar en Madrid, y teniendo ofertas de trabajo aquí, deciden irse a otros lugares porque los contratos que les ofrecen en Madrid son muy precarios», asegura Justo.

De este modo, los residentes deciden trasladarse a otras comunidades, sobre todo a Castilla-La Mancha y Castilla y León, donde les ofrecen contratos de mínimo un año, dejando su vida en Madrid por poder aspirar a un mejor contrato con más seguridades y posibilidades.

Por otra parte, en la Unión Europea están muy bien considerados los médicos españoles; por lo que además de la competencia entre comunidades autónomas, se suma la de Europa, donde en 2019 se fueron a trabajar 4100 médicos especialistas.

Cuatrocientos puestos sin cubrir

Antes de la pandemia, en la atención primaria de la Comunidad de Madrid ya había cuatrocientos puestos sin cubrir.

«Si a esto le añadimos que ahora hay retrasos en las consultas, y además la quieren cargar con el estudio epidemiológico y el seguimiento de los casos, está claro que el problema se va a incrementar», continúa la presidenta.

«Era la parte más sensible de contratación y de las más prioritarias, pero no se le toma como tal».

Además, muchos de los contratos que se ofrecen en ella son aún peores que antes de la pandemia; y no son en atención primaria como tal, sino con cambios de área cada día, y condiciones y horarios precarios.

A la atención primaria, hay que añadir que muchas especializaciones han quedado paradas durante la pandemia, como por ejemplo la oftalmología o las cirugías; «las listas de espera tienen que retomarse, además de las nuevas que se requieran».

Todos estos problemas añadidos por la crisis sanitaria «empeoran la ya mala situación que había», de manera que los cualificados médicos especialistas tengan que irse de sus ciudades buscando mejores oportunidades para vivir.

Siempre me dicen que “Cuando te empeñas… te empeñas”. Saltando obstáculos para luchar por lo que más quiero: ser una buena periodista. A pesar de los "peros" ajenos, que no son pocos, hay que ser tenaz siempre, hasta el final.

Deja un comentario