RTVE privatiza la cobertura de los funerales por la muerte de Isabel II

El colectivo RTVESinPersonal y SinProducciónPropia informa de que Cuarzo Producciones ha sido la encargada de buena parte de la cobertura para RTVE de los funerales por la muerte de Isabel II de Inglaterra, iniciativa que califican de «privatización del servicio público y burla a la normativa, a los profesionales de RTVE y al contribuyente».

El colectivo considera que esta iniciativa vulnera el vigente Mandato Marco de la Corporación RTVE, y supone «un caso más de privatización flagrante del servicio público, la infrautilización de recursos propios y el desprecio a los profesionales en plantilla con la externalización del programa ‘Hablando Claro’ a la productora Cuarzo Producciones del grupo multinacional Banijay (que integra a Shine Iberia, Endelmol, Gestmusic, Zeppelin, Magnolia, Diagonal TV o Cuarzo Producciones/Ana Rosa Quintana entre otras productoras)

El artículo 35 del Mandato-Marco a la Corporación vigente, aprobado por los plenos del Congreso y Senado, en su artículo 35 cita textualmente: «2. La Corporación RTVE se fijará los siguientes objetivos de producción interna y externa en la producción de programas y contenidos: a) El 100% de producción interna en programas informativos, programas de carácter institucional y contenidos de autopromoción».

En las propias notas de prensa emitidas por RTVE, califican el recién estrenado programa ´Hablando Claro’ como un espacio de actualidad, con análisis, reportajes, entrevistas, primicias, informes… con vocación de servicio público. Priman los directos informativos, desde los puntos de actualidad y el análisis de profesionales en los propios estudios. Por tanto, sus principios y estructura contienen los elementos propios de los telediarios y de análisis informativo, como «La Noche en 24H».

Sin embargo, RTVE evita calificar este nuevo programa como informativo para poder justificar su externalización de contenidos a través, en este caso, de la productora Cuarzo Producciones.

A juicio del Colectivo, la discrepancia semántica podrá eludir las posibles acciones legales, pero no la vergüenza de la nueva presidencia cuando prometió eliminar el «infoentrenimiento», paralizar las externalizaciones de contenidos y confiar en los profesionales propios.

Prueba evidente de ello, es que una buena parte de la cobertura informativa de los actos por la muerte de la reina Isabel II de Inglaterra, los ha desarrollado este programa con los profesionales y la codirección editorial de Cuarzo, en lugar de hacerlo íntegramente RTVE, como debería ser legalmente.

Ni los presentadores, la productora ejecutiva, el productor y su equipo, la editora de contenidos/directora de contenidos o los catorce redactores con relación contractual con Cuarzo Producciones quedan obligados directamente a los derechos y deberes recogidos en el Estatuto de Información de RTVE. Las orientaciones garantes del rigor periodístico recogidas en El manual de Estilo de RTVE dependerán, en todo caso, de la voluntad e intereses de la propia productora.

Además, todo esto conlleva el malgasto de los fondos públicos en la contratación externa, con sus correspondientes gastos opacos, para una producción que perfectamente podría salir adelante íntegramente con los recursos propios. En estos primeros días de la emisión del programa, hemos asistido a una sucesión de «reportajes y directos informativos exclusivos» pero prácticamente en las mismas localizaciones ocupadas por los corresponsales y personal propio de los servicios informativos (presentes anteriormente).

Se trata, agrega, de una decisión contra los intereses de RTVE que no puede ser justificada por la falta de personal propio.

Según los datos facilitados por la propia Corporación (Cuentas Anuales e Informe de Gestión correspondientes al ejercicio anual terminado el 31 de diciembre de 2021), clasifican a 1792 personas en la ocupación tipo «información y contenidos».

Una vez cancelado el programa «España Directo» y reducido el tiempo de otros como los Telediarios y «La Hora de la 1», resulta muy complicado argumentar la falta actual de periodistas experimentados. Multitud de presentadores y redactores con talento y experiencia dentro de la actual plantilla, son apartados de los proyectos con más visibilidad.

Por todo ello, el colectivo RTVESinPersonal y SinProducciónPropia exige:

  1. La retirada inmediata del programa o la salida de Cuarzo Pruducciones y la recomposición del equipo con medios íntegramente de RTVE.
  2. La depuración de responsabilidades por la decisión de hacer este programa con una productora externa y, en particular, con Cuarzo Producciones.
  3. Un plan urgente para paralizar de inmediato la externalización no justificada pública y fehacientemente. Del mismo modo, el establecimiento de un plan para recuperar la Producción Propia Interna, prácticamente desaparecida o en estado de liquidación, con objetivos, plazos y compromisos concretos sobre los que rendir cuentas.
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario