«Regreso a Hope Gap»: del divorcio y sus víctimas

0
180

Cuando era pequeño, el lugar favorito de Jamie (Josh O’Connor, «Los once magníficos», «Cenicienta de Kenneth Branagh», el príncipe Carlos en la serie «The Crown», Mejor Actor en el BCN Film Fest 2020) era «Hope Gap», una especie de remanso al pie de un acantilado de creta en Seaford, pueblecito costero del sur de Inglaterra.

Ahora Jamie es adulto, trabaja como informático en Londres donde vive solo y esporádicamente regresa a visitar a sus padres, Grace (Annete Bening, «A propósito de Henry», «El presidente y Mrs. Wade», ), una mujer excéntrica, entusiasta, voluble y hasta agresiva, que recita y colecciona poesías y da por hecha y definitiva la supuesta armonía de la pareja, y Edward (Bill Nighy, «Love Actually», «El exótico Hotel Marigold»), profesor en el instituto del pueblo, introvertido y flemático, que sufre en silencio los cambios de humor de su mujer porque tiene horror al conflicto. 

En una de las visitas, Edward anuncia a su hijo que se marcha tras veintinueve años de un matrimonio que considera un error. Además, se ha enamorado de la madre de un alumno y se va a vivir con ella. Deja todo a su mujer, no quiere que nada se la recuerde en el futuro.

En principio, Grace se niega a aceptar la evidencia, cree que sigue teniendo poder, que siempre habrá una última oportunidad, intenta incluso forzar la situación y obligar al marido a permanecer a su lado. Jamie, quien intenta entender a los dos, va de uno a otro, se encuentra atrapado en el melodrama y manipulado por ambos: su madre le incluye en el paquete de los culpables y su padre le usa como pantalla; hasta que poco a poco encuentra su lugar entre los padres separados, más preocupado por la felicidad de ambos que porque continúen juntos.

Los tres actores resultan muy convincentes en sus personajes. En cuanto al director, William Nicholson, tras ser documentalista, guionista y realizador de series, en su segundo largometraje realizado a los 70 años (el anterior es de 1998) se ha planteado el retrato de dos personajes universales: el hombre retraído, casi huidizo, que vive resignado el fracaso de su matrimonio, y la mujer insatisfecha que no ha conseguido convertirle en su idea del marido modelo. 

«Regreso a Hope Gap» (Hope Gap), película sobre un tema tan banal como actual, el divorcio de una pareja madura, dirigida por William Nicholson («Firelight», escritor, guionista de «Gladiator”», «Mandela, el largo camino hacia la libertad», «Elizabeth, la edad de oro», entre otras), es una adaptación libre de la pieza teatral «La retirada de Moscú». 

Es también un hermoso relato delicado, intenso y muy británico, casi shakesperiano, sobre la desintegración de una pareja y sobre la familia, a través de las consecuencias emocionales que una decisión del padre  tienen sobre la mujer y el hijo.

«Regreso a Hope Gap» se estrena en los cines de Madrid el viernes 23 de octubre de 2020.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario