La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) ha publicado una nota de rechazo del «Plan de Mejora de la Atención Primaria» presentado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, considerado como regresivo en las previsiones de personal y recursos, y perjudicial por lo tanto para la salud pública.

La ADSPM argumenta sobre el plan del Gobierno de Madrid:

  1. Financiación insuficiente: la AP madrileña recibía en 2019 un total de  250 millones € menos de lo que le correspondería para homologarse a la media de las comunidades autónomas por habitante y año. La Comunidad de Madrid propone ahora 73 millones € en tres años, lo que seguiría dejando a la AP madrileña en una situación de precariedad económica que se mantiene durante demasiado tiempo, porque conviene recordar que es la Comunidad Autónoma que destina menos euros por habitante y año y menos porcentaje sobre gasto sanitario publico a la Atención Primaria (AP), una situación que es necesario cambiar.
  2. El Plan prevé incrementos de plantilla notoriamente insuficientes (1200 trabajadores en tres años) que ni siquiera cubren las bajas producidas por jubilaciones y otras incidencias producidas en estos años, ni tiene en cuenta las jubilaciones previsibles en los próximos años. Desde la ADSPM vienen reclamando de manera urgentes, el aumento de  500 profesionales de la medicina, 5000 de enfermería y 600 en las unidades administrativas, más un aumento en las unidades de apoyo (fisioterapia, odontología, etc). Si no se produce un aumento importante de las plantillas será difícil recuperar la capacidad de la AP para atender a la población.
  3. La respuesta a las demoras en las citaciones en la AP que se están produciendo, agravadas por la pandemia, es continuar el cierre de centros, disminuir los horarios de los mismos y dificultar el acceso de las personas a la AP, es decir empeorar la situación y crear barreras en el acceso que solo empeoraran la ya precaria realidad actual.
  4. Por otro lado, el Plan supone dos áreas de privatización: la creación de una centralita sanitarizada y el proyecto de urgencia extrahospitalaria, que están pensados para favorecer, una vez más los intereses privados con dinero público.

En la ADSPM consideran que hay que rechazar este Plan regresivo, garantizar recursos y personal suficiente para la AP, así como la apertura de todos los centros de salud en su horario habitual, con las mismas prestaciones existentes antes de la pandemia, y asegurar citas presenciales en AP en un máximo de 48 horas.

Si no se producen cambios significativos en la propuesta de la Consejería de Sanidad, estiman que es necesario que trabajadores de la Sanidad Pública y población se movilicn contra una propuesta regresiva y privatizadora que atenta directamente contra una Atención Primaria de calidad y accesible.

Deja un comentario