El Instituto de Políticas Públicas de Protección Animal IPPPA ofrece datos sobre una encuesta sobre el maltrato animal en España en la que han participado 120 protectoras de todo el país, y muestra el impacto que la pandemia de la COVID-19 ha tenido sobre la protección de los animales en un contexto de continuadas restricciones de movilidad.

En los últimos años es habitual tener como mascota tortugas, insectos u otras especies. Por eso, la encuesta indica que, no solo se están maltratando y abandonando gatos y perros, sino cada vez más otro tipo de animales como roedores, équidos y hasta reptiles.

Según afirma Rubén Pérez, portavoz de IPPPA, «esto es debido a la facilidad de adquisición a través de vías tanto regulares como irregulares, como las redes sociales o conocidas páginas web de compraventa».

Según la encuesta, un 51,6 por ciento de las protectoras ha detectado más casos de maltrato animal durante estos meses de confinamiento social. En este sentido, Rubén Pérez considera que «todas las protectoras coinciden en que la ley no está funcionando para prevenir la crueldad extrema», y argumenta que «no sólo la prevención ha fracasado, sino que también la penalización se percibe claramente ineficiente en la encuesta».

Preguntadas las protectoras sobre la efectividad de sus denuncias, el informe indica que hay una falta de sanciones, inhabilitaciones o condenas, a pesar de las advertencias constantes por parte de estas entidades. De hecho, el 78,4 por ciento de los encuestados considera que sus denuncias o intervenciones no acabaron en reproche alguno.

Falta de formación

El Instituto de Políticas Públicas de Protección Animal ha alertado además sobre la falta de capacitación generalizada de los funcionarios y de las fuerzas de seguridad en relación con el abordaje de casos de maltrato o de abandono de animales, que muchas veces desconocen qué herramientas pone a disposición cada norma autonómica para evitar el daño o para prevenirlo, como los decomisos provisionales.

Dossier de los horrores

Con el fin de que el maltrato animal no se quede en simples cifras, las protectoras que han participado en la encuesta han aportado fotos y textos explicativos de casos concretos de maltrato grave producidos desde la declaración del Estado de Alarma hasta el pasado septiembre.

Con ellos y testimonios reales, IPPPA está confeccionando un «dossier de los horrores» que contenga los cien peores casos de maltrato animal en España con el fin de sensibilizar al sector político.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario