Prioridades de la 75 Asamblea General de la ONU: acceso a las vacunas y cese al fuego mundial

António Guterres: «pensar que podemos preservar a los ricos y dejar que los pobres sufran es un error estúpido»

Los enfoques clave de las sesiones de alto nivel de la 75 Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) serán la accesibilidad a las vacunas y una nueva llamado a un alto el fuego global, como respuestas ante la crisis de desconocidas proporciones provocada por la pandemia de la covid-19, informa Samira Sadeque (IPS).

«Haré una llamada firme a la comunidad internacional para que movilice todos los esfuerzos para que el alto el fuego global se convierta en una realidad antes de fin de año», dijo el  secretario general de la ONU, António Guterres, al explicar el desarrollo de la sesión de alto nivel de la AGNU, que se celebra este lunes 21 de septiembre de 2020, aunque la Asamblea formalmente se inauguró el martes 15.

En una conferencia de prensa telemática, el miércoles 16,  aseguró que el mundo vive «un momento 1945», en referencia a la situación de emergencia que se vivía en el año en que nació la ONU y en el que concluyó la Segunda Guerra Mundial.

Esa situación de emergencia marcará los debates de la máxima instancia política de la ONU, que este año se celebrará por primera vez mayoritariamente por videoconfenrencia, en especial durante la fase de alto nivel en que participan los jefes de Estado y de gobierno de los 193 miembros del foro mundial.

Guterres también anunció el lanzamiento de un informe sobre cómo ha respondido la ONU a la pandemia.

En una entrevista previa con Noticias ONU, Guterres pidió que se ponga a disposición de todos una vacuna para la covid, cuando esté pronta. «Pensar que podemos preservar a los ricos y dejar que los pobres sufran es un error estúpido», dijo al solicitar una vacuna universal.

El informe pide el «esfuerzo de salud pública más masivo de la historia», un movimiento que es posible gracias a una colaboración global entre países que elaboran el Acelerador de acceso a herramientas covid-19 (ACT), diseñado para avivar y acortar el desarrollo, la producción y el acceso adecuado a las pruebas, tratamientos y vacunas: en el que trabajan diferentes partes interesadas, como los gobiernos, los científicos y los especialistas de salud y miembros de la sociedad civil, entre otros.

Guterres reiteró que es importante seguir avanzando hacia una vacuna, pero subrayó que ante una pandemia que no tiene fronteras es crucial que la inmunización sea «un bien público global», y advirtió contra el rápido aumento de las campañas de desinformación sobre las vacunas, lo que lleva a «vacilaciones sobre las vacunas y enciende teorías de conspiración locas».

En su comparecencia telemática ante los periodistas, Guterres destacó que el mundo también enfrenta otros problemas acuciantes e interrelacionados de los que tendrá que ocuparse la AGNU, como el cambio climático y la desigualdad de género.

Añadió que la recuperación del mundo de esta crisis debería abordar todos estos problemas: «La recuperación (de la pandemia) debe ser ecológica. Subsidiar los combustibles fósiles y rescatar a las industrias contaminantes significa bloquear los malos patrones en las próximas décadas», dijo.

De todo esto, explicó, deberá ocuparse la Asamblea General del 75 aniversario de la ONU, que será la más atípica de su historia, por las restricciones a la movilidad y a la congregación de personas para contener la propagación de la covid.

Ya se han anotado unos 170 jefes de Estado y de gobierno para participar en la fase de alto nivel, la mayor de la historia de la organización, aunque será por videoconferencia y en buena parte con discursos pregrabrados.

Pero para Guterres la falta de debates y encuentros personales será un hándicap para avanzar en las respuestas que el momento mundial requiere: «la experiencia me ha enseñado que los mayores avances resultan del contacto personal al ejercer la diplomacia. Soy un convencido de ello», se lamentó el secretario general.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario