La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) informó este martes 28 de julio de 2020 de que una ola de calor afectará en gran parte de la Península y Baleares a partir del jueves 30 de julio y que durará hasta el sábado 1 de agosto, como consecuencia de una masa cálida de origen africano, unida «a la fuerte y prolongada insolación propia del verano con temperaturas muy altas».

El miércoles las temperaturas tenderán a subir en la mitad noroeste y a bajar en el tercio oriental y Baleares, superando los cuarenta grados centígrados (40ºC) en puntos del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. En el resto de la mitad sur, zona centro, en el interior de Galicia y Baleares, se alcanzarán temperaturas de hasta treinta y ocho grados centígrados (38ºC).

Será el jueves 30 cuando las temperaturas sufrirán un ascenso significativo en el tercio norte, de forma más ligera en el resto de la mitad oriental, zona centro y Baleares.

Durante esta jornada, se superarán los 40ºC en puntos de la mitad sur, zona centro y valle del Ebro y Cantábrico, y los 36-38ºC en el resto de la Península y en puntos de Baleares.

En el fin de semana habrá un descenso significativo de las temperaturas, sobre todo en el tercio norte, y se espera que el domingo se extienda al resto de zonas. Si bien, las temperaturas probablemente superarán los 40ºC en áreas del sur y nordeste peninsular, y los 38ºC en el resto de la mitad sur, mitad este, zona centro, Baleares y puntos de la mitad norte.

Rubén del Campo, portavoz de Aemet, declaró que hasta la fecha no se había emitido ningún aviso especial de ola de calor porque hasta hoy no habían coincidido tres criterios esenciales: la emisión de avisos naranja o rojo por temperaturas muy altas; que esos avisos se extendiesen al diez por ciento de la Península y Baleares o el treinta por ciento en el caso de Canarias, y que este periodo durase al menos tres días dentro de un periodo de cuatro. Circunstancias que se dan ahora.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario