El estudio técnico de Infraestructuras de Portugal (IP) para la reapertura de la línea férrea, paralela al río Duero, entre Pocinho y la freguesía de Barca d’Alva (municipio de Figueira de Castelo Rodrigo), de veintiocho kilómetros, y que contempla la circulación de trenes sin necesidad de transbordo desde Oporto hasta la frontera española ya cuenta con presupuesto.

La reapertura de dicho tramo depende de una inversión de unos 75 millones de euros, según la principal conclusión de un estudio técnico de Infraestructuras de Portugal, presentado este 29 de abril en Régua con el grupo de trabajo que debate el retorno de la conexión ferroviaria.

El alcalde de Régua, José Manuel Gonçalves, cree que se ha dado un paso decisivo para que los trenes vuelvan a las vías en el tramo cerrado en 1988. En ferrocarril, el trayecto entre Pocinho y Barca d’Alva dura unos veinticinco minutos, recorriendo veintiocho kilómetros. Por carretera, las dos localidades están separadas por unos 45 minutos, en un recorrido con muchas curvas.

La reapertura del tramo hasta la frontera es decisión portuguesa pero también puede servir de llamada de atención en España, según Gonçalves. «Los españoles no serán insensibles al proyecto y reconocerán la vuelta de una conexión del Duero por Salamanca. Para que esto suceda, se necesitan 119 millones de euros del presupuesto español».

Tren en la estación portuguesa de Pocinho
Tren en la estación portuguesa de Pocinho

En la pasada cumbre hispanolusa de Trujillo, Portugal anunció la reapertura de la citada línea férrea paralela que se encontraba cerrada desde 1988 y el tren desde Oporto solo llegaba a Pocinho.

Entonces, desde Portugal, su ministra de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa esperaba que pudiera enlazar con la línea de La Fregeneda en Salamanca, pero es muy difícil que esto ocurra ya que se ha convertido desde abril de 2021 en un itinerario rural turístico del Camino de Hierro que recibe algo más de 27.000 visitantes anuales, de ellos un nueve por ciento procedentes de Portugal.

El presupuesto para la reapertura por el lado portugués asciende a 75 millones de euros incluyendo 59 millones para las obras, los 16 millones restantes se destinarán a estudios, proyectos, inspección y astillero.

El presupuesto de la obra está por encima de dos estimaciones publicadas anteriormente que eran de 50 millones de euros, según declaraciones de mayo de 2021 de la ministra Ana Abrunhosa; y 43 millones de euros de un pasado estudio hecho en 2016.

El estudio prevé que la ruta Pocinho-Barca d’Alva pueda reabrirse en las mismas condiciones que el resto de la línea férrea del Duero, es decir, el mismo tren podrá circular entre Oporto y la frontera, sin necesidad de transbordo.

Además de favorecer la movilidad comarcal y la cohesión territorial, la reapertura de la línea a Barca d’Alva podría tener otros efectos económicos: «Tenemos empresarios del sector turístico que quieren utilizar el tren como transbordo entre los hoteles de Oporto y los de nuestra región», declaró Gonçalves.

El grupo de trabajo para la reapertura del tramo Pocinho-Barca d’Alva se constituyó en mayo de 2021. Coordinado por la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte (CCDR-N), el grupo incluye alcaldes representantes de la Comunidad Intermunicipal del Duero y miembros de IP. El equipo ayudará a definir el modelo más viable para reabrir el enlace ferroviario

Antes, en marzo de 2021, el Parlamento portugués aprobó por unanimidad una petición para la reapertura de este tramo. El documento presentado por la Liga de Amigos del Patrimonio Mundial del Duero y la Fundación Museo del Duero reunió 13.999 firmas.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario