El Gobierno Regional de Madeira ha anunciado la creación de la que será la mayor área marina con protección total de Europa y del Atlántico Norte, mediante la aprobación de una nueva designación legal de la Reserva Natural de las Islas Salvajes, ampliando significativamente la protección que rodea las aguas de estas islas, en el año del cincuenta aniversario de su establecimiento legal.

Este proyecto está respaldado por estudios científicos y jurídicos, así como por los datos recogidos en las expediciones científicas de los últimos años.

La ampliación de esta reserva por parte del Gobierno Regional refuerza el compromiso de Madeira con la protección del que es el ecosistema más prístino del Atlántico Nordeste.

La declaración de esta zona marina totalmente protegida abarca un territorio de 2677 kilómetros cuadrados, en un área de doce millas náuticas alrededor de las Islas Salvajes. En esta reserva ampliada, todas las especies están ahora totalmente protegidas contra todas las actividades extractivas como, por ejemplo, la pesca y la minería.

Miguel Albuquerque, presidente del Gobierno Regional de Madeira, señala que «Madeira ha sido una referencia mundial en cuanto a políticas de conservación de la naturaleza, aspecto que se refuerza aún más con esta medida», y añade que «dando este ejemplo de capacidad y determinación al mundo, espera servir de inspiración para que otros responsables tomen medidas similares, en pro de la preservación de nuestros océanos».

Reforzar la protección de las Islas Salvajes contribuirá a aumentar la diversidad marina, la riqueza genética y la capacidad de reproducción de las especies, incluidas muchas de interés comercial.

También garantizará la integridad de los ecosistemas contribuyendo a una mejor conservación marina en todo el Atlántico Nororiental. Esta decisión también permitirá promover el desarrollo económico de la Región Autónoma de Madeira, a través de la valoración de su capital natural.

Esta decisión cuenta con el apoyo directo de la Fundación Oceano Azul, National Geographic y el Instituto Waitts, que han contribuido a la recopilación de datos que respaldan científicamente la decisión ahora anunciada.

Para José Soares dos Santos, presidente de la Fundación Oceano Azul, «el valor natural de la biodiversidad de las Islas Salvajes es extraordinario e insustituible. Basada en estudios científicos y en las expediciones en el lugar, la decisión del Gobierno Regional refuerza el posicionamiento de Madeira en la conservación y valoración del océano».

Los desafíos globales de la emergencia climática y de la crisis de extinción de especies exigen acciones ejemplares a nivel europeo y mundial, y esta decisión del Gobierno Regional de Madeira es una respuesta a estos desafíos.

En un contexto en el que el océano es uno de los ecosistemas más afectados por el cambio climático, y por la sobreexplotación, esta decisión refuerza el compromiso de Portugal en la Conferencia de los Océanos de las Naciones Unidas de 2017, de aumentar considerablemente sus áreas marinas protegidas, y contribuye a la Estrategia 2030 de la Unión Europea para la Biodiversidad. 

La Fundación Océano Azul

La Fundación Océano Azul trabaja para la contribución de a un océano sano y productivo en beneficio del planeta.

Fue presentada por la Sociedad Francisco Manuel dos Santos en 2017, como cumplimiento de la promesa hecha al Estado portugués durante la concesión del Oceanario de Lisboa. La presentación pública de la Fundación Océano Azul marcó la culminación de un proceso iniciado tres años antes.

Dicha fundación fue financiada con una subvención de treinta millones de euros por parte de la Sociedad Francisco Manuel dos Santos.

Francisco Manuel dos Santos, primer presidente de la fundación que lleva su nombre así como de la Fundación Océano Azul declaró: «Nos comprometemos a contribuir a una visión: que un océano sano pueda coexistir con el desarrollo humano».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario