Podemos quiere que la Comisión Europea se defina sobre el precio de la electricidad en España

La eurodiputada de Podemos en el Parlamento Europeo Idoia Villanueva se dirigió hoy a la Comisión Europea para abordar la escalada del precio de la electricidad al consumidor en España. Concretamente, ha preguntado al órgano ejecutivo si considera que el sistema de subasta de energía es una práctica especulativa sobre la generación de la energía eléctrica.

«¿Considera la Comisión estas prácticas una especulación sobre la generación de la energía eléctrica? ¿Cómo considera acotar o regularlas en el marco de la UE?», plantea Villanueva en la pregunta remitida a la Comisión.

Asimismo, se refirió a prácticas como la retribución fija a la nuclear que aplica Francia para evitar la subida de los precios de la luz y preguntó a la Comisión si considera que la aplicación de un sistema similar y la «formalización de contratos con precios máximos para las hidroeléctricas» son medidas razonables para evitar la subida del precio de la luz.

En el texto de dicha pregunta, Villanueva denuncia que el llamado «mecanismo marginalista» provoca en la práctica que «todas las fuentes acaben cotizando siempre al precio de la más cara», a pesar de que las renovables (incluida la hidroeléctrica) sean más baratas, frente al gas natural, la energía marginal «más empleada» en España y «la más cara». 

«El día 15 de agosto de 2021, por ejemplo, mientras sólo el 18 por ciento de la energía generada fue por ciclo combinado (gas natural), el precio medio fue de 110,02 euros/MWh frente al 21 por ciento de generación en 2020 y 31,55 euros/MWh», ejemplificó.

Además, añadió que mientras los precios «han alcanzado récords», las empresas eléctricas «lejos de optimizar su producción realizan operaciones como la drástica reducción de agua que están sufriendo los embalses de Ricobayo (Zamora) y Valdecañas (Cáceres), explotados por Iberdrola».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario