Unidas Podemos ha registrado este viernes 13 de noviembre de 2020 una iniciativa en varios ayuntamientos y parlamentos autonómicos, como el de la Comunidad de Madrid, Catalunya, Extremadura y Murcia, en la que solicita la ampliación de las medidas de regulación de las casas de apuestas para proteger a la población de la desigualdad y el problema de salud pública que generan estos negocios.

Esta acción conjunta en los territorios ha sido impulsada desde las organizaciones juveniles Rebeldía y Jóvenes IU con el objetivo de frenar la proliferación de las casas de apuestas en los barrios y sus consecuencias para la salud y la economía de los vecinos, algo que reclaman desde hace tiempo movimientos sociales y vecinales.

Las iniciativas registradas, que se concretan en una PNL a nivel autonómico y una moción a nivel municipal, recogen medidas como la limitación de concesiones de nuevas autorizaciones de juego para casas de apuestas presenciales en función de la tasa de población y el establecimiento de una distancia mínima entre casas de apuestas y ciertas zonas consideradas de riesgo, como centros educativos, centros de rehabilitación y hospitales, así como el refuerzo de las inspecciones en estos establecimientos para controlar la entrada de menores.

En el marco de la prevención, se pide a las instituciones públicas que impulsen centros sociales autogestionados por la juventud para garantizar el derecho al ocio digno y accesible a todos los jóvenes, así como la planificación de actividades informativas en centros estudiantiles para informar del riesgo que suponen el juego y las apuestas.

Si bien el Ministerio de Consumo ya ha llevado a cabo medidas importantes en la regulación de la publicidad de las casas de apuestas, es necesario que las comunidades autónomas y los ayuntamientos se impliquen y actualicen las normativas en el marco de sus competencias a los tiempos actuales.

Dani Yoldi, corresponsable de Infancia y Ocio de Jóvenes IU, denuncia que «las casas de apuestas son una lacra para la juventud y para la clase trabajadora. El 25 por ciento de los jugadores tiene algún problema de ludopatía».

Por su parte, Diana Peinado, portavoz de Rebeldía, explica que «ahora es el turno de las comunidades autónomas  y los ayuntamientos. Por ello, desde Jóvenes IU y Rebeldía hemos elaborado una batería de medidas que llegan más allá, donde el Ministerio no tiene competencias».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario