De las cuarenta y dos mil posibles familias que podrían acceder al Plan de Rehabilitación de Vivienda en Madrid, tan sólo mil cuatrocientas serán las que se beneficiarán del plan, cuya inversión es de cuarenta y un millones de euros y se espera que genere dos mil trescientos empleos, según el Ayuntamiento.

Las primeras personas en solicitar la ayuda fueron las 18 mil familias de los barrios de Vallecas, San Blas y Canillejas y Carabanchel, finalmente, familias de los otros siete barrios de la ciudad pudieron pedir la ayuda entre los que se encuentran Vicálvaro, Orcasitas, Barajas o Villaverde.

Los resultados de la convocatoria saldrán en verano de este año 2020.

El Plan de Rehabilitación es urgente

Según el área delegada de Vivienda, este plan supone más de 63 millones de euros este año; es decir, una subida del 60 por ciento respecto a 2019.

Además, el concejal delgado de Vivienda y presidente de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, Álvaro González, afirmó que «este programa es el más importante en materia de rehabilitación que se va a llevar a cabo en esta legislatura en la ciudad de Madrid».

¿Por qué es importante?

Este plan de rehabilitación y subvenciones incluye la mejora de las condiciones estructurales y funciones de los edificios, la habitabilidad de las casas, así como, la introducción de medidas dirigidas al ahorro, la eficiencia energética y la adaptación de los inmuebles para protegerlos frente a incendios.

Entre esos proyectos de rehabilitación se encuentra el «Programa de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbana y Rural» (ARRUR), que permite reformar edificios y viviendas, incluso las unifamiliares, con una financiación conjunta del Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento.

Por otro lado, en el pleno de 9 de mayo de 2019, el Ayuntamiento ya había aprobado un incremento de 3,4 millones de euros para el plan de «Conservación y rehabilitación de vivienda» para reforzar la estructura urbana.

Asimismo, un plan relacionado con la reforma de la ciudad es «Rehabilita 2020», el cual cuenta con una inversión de quince millones de euros para este ejercicio anual. Este proyecto concede ayudas para la retirada de amianto en los barrios y no sólo continúa con las concesiones de años anteriores, sino que estas aumentan.  

¿Un verdadero plan de choque?

Además, el plan se presentaba a finales de febrero de 2020 como un plan de choque con el que se resolverían más de 2500 solicitudes acumuladas desde el año 2016, pero tan sólo 28 tenían una tramitación avanzada a principios de año, y otros 79 se estaban tramitando.

A pesar de las inversiones, miles de familias no gozarán de una ayuda pública para la remodelación de sus viviendas, lo que en muchos casos supone un peligro para su integridad física, ya que el amianto es un metal que daña especialmente el sistema respiratorio o incluso algunas de las instalaciones de hogar, como la eléctrica se han podido ver deterioradas con el paso de los años.

Intento aprender siempre de lo que leo, veo y escucho. Prestar atención a los problemas de las personas y contarlo de la mejor forma posible es mi objetivo como profesional. Mi otra pasión es el cine.

Deja un comentario