Plan «post-COVID» del Gobierno para recuperar la actividad de trasplantes

Salvador Illa en el Congreso, 21MAY2020
Salvador Illa en el Congreso, 21MAY2020

La Organización Nacional de Transplantes de España y las comunidades autónomas trabajan en la actualidad en un plan específico «post-COVID» para «recuperar la actividad previa a la crisis sanitaria lo antes posible en las mejores condiciones de seguridad para la salud de los pacientes y de los profesionales», ha anunciado este 21 de mayo de 2020 el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su comparecencia semanal en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso.

Salvador Illa ha explicado que la actividad de transplantes se ha mantenido durante la fase aguda de la epidemia, a pesar de la tensión que ha sufrido el sistema público de salud, y que España ha logrado hacer 274 trasplantes de órganos de 127 donantes desde el 13 de marzo hasta el 19 de mayo de 2020.

«En los momentos más críticos de la crisis sanitaria, se ha priorizado a los pacientes en situación clínica muy grave para los que el transplante no puede esperar y también a aquellos difíciles de trasplantar por sus características inmunológicas o de otro tipo, en caso de aparecer un donante idóneo», ha subrayado Illa.

Del total de 274 transplantes practicado del 13 de marzo al 19 de mayo, veinticinco transplantes han sido infantiles y treinta se encontraban en urgencia cero y no se podían demorar.

Recuperación progresiva de la actividad sanitaria

El ministro de Sanidad ha resaltado la importancia de la recuperación progresiva del sistema sanitario una vez superados los momentos de más tensión en la respuesta frente al COVID-19: «hasta la llegada de una vacuna o un tratamiento eficaz es necesario que adaptemos el Sistema Nacional de Salud para cuidar de la salud de la población conviviendo con el coronavirus», ha subrayado.

En esta línea, ha añadido que «todas las administraciones e instituciones sanitarias estamos trabajando para ir reintroduciendo progresivamente la actividad sanitaria habitual de forma segura». Ello requiere organizar bien los circuitos, escalonar la actividad y establecer protocolos que garanticen la máxima seguridad para los pacientes y profesionales sanitarios. Así, por ejemplo, se considera esencial reintroducir de forma escalonada la cirugía programada ya que su retraso puede condicionar el pronóstico de algunas enfermedades.

Por ello, el Ministerio ha coordinado un grupo de trabajo técnico compuesto por expertos de varias sociedades científicas y profesionales, que ha elaborado unas recomendaciones técnicas para guiar a los hospitales en el desarrollo de sus protocolos. Estas recomendaciones se han publicado esta semana en el documento técnico «Recomendaciones para la programación de cirugía en condiciones de seguridad durante el periodo de transición de la pandemia COVID-19» .

Este recoge, entre otras cosas, la necesidad de crear circuitos NO-COVID-19, propuestas para reducir las consultas presenciales y restringir el número de visitantes, o la forma de evaluar a los pacientes que no tienen infección activa justo antes de la cirugía.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario