El pleno del Parlamento Europeo (PE) dio el miércoles su visto bueno al renovado protocolo entre la Unión Europea (UE) y Senegal, que dará acceso durante los próximos cinco años a las aguas del país africano a pescadores de España y otros Estados miembros, culminando unas negociaciones que comenzaron en julio de 2019.

El Acuerdo de Colaboración de pesca sostenible se aplica de manera provisional desde su firma el 18 de noviembre de 2019.

El protocolo establece unas oportunidades de pesca de atún para hasta veintiocho atuneros cerqueros congeladores, diez cañeros y cinco palangreros de España, Portugal y Francia (diez mil toneladas al año), así como posibilidades de pesca de merluza negra para dos arrastreros españoles (1750 toneladas por año).

La contribución financiera anual de la UE queda fijada en 1,7 millones de euros, de los cuales 800 000 son el pago por dar acceso a las aguas de Senegal. Los 900 000 euros restantes darán apoyo sectorial en la política pesquera del país, con objeto de mejorar el control de la pesca, desarrollar la investigación pesquera y la recopilación de datos y proporcionar certificación sanitaria para los productos pesqueros.

En una resolución anexa, los eurodiputados recomiendan utilizar los fondos europeos para modernizar los sistemas de control mediante la actualización del sistema de seguimiento por satélite de los buques pesqueros y el uso de registros electrónicos de captura, apoyar la lucha contra la pesca ilegal mediante el seguimiento de los buques en el puerto de Dakar de forma más rigurosa, y desarrollar la capacidad científica y la recopilación de datos.

Antecedentes

El primer acuerdo de pesca de la UE con Senegal se firmó en 1979. Se trataba de un acuerdo mixto y se aplicó hasta 2006 mediante una serie de protocolos que daban acceso a los buques europeos a una amplia gama de recursos pesqueros. En 2014 se transformó en un acuerdo centrado en el atún con un componente demersal (merluza negra), para un periodo de cinco años.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario